La Nueva España

El Valledor se replantará con 30.000 árboles autóctonos

Abedules y castaños, que sirven de alimento a la fauna, regresarán a las 4.000 hectáreas que ardieron en 2011

22.02.2014 | 01:45
Roberto Hartasánchez (FAPAS); el alcalde, José Antonio Mesa; Nicanor Fernández, presidente de la Fundación EDP; y Ricardo Sánchez Santander, director de marketing, ayer, en Oviedo.
Roberto Hartasánchez (FAPAS); el alcalde, José Antonio Mesa; Nicanor Fernández, presidente de la Fundación EDP; y Ricardo Sánchez Santander, director de marketing, ayer, en Oviedo.

La comarca de El Valledor, en el concejo de Allande, será replantada con 30.000 árboles autóctonos, en su mayoría castaños y abedules. Este es el acuerdo al que han llegado la Fundación EDP (Energía de Progreso) y el FAPAS (Fondo para la Protección de los Animales Salvajes) con el Ayuntamiento de Allande, con el que ayer mismo firmaron un convenio de colaboración.

El Valledor sufrió un terrible incendio en octubre del año 2011. Con un fuego de copas llamativo y una velocidad de las llamas que encogió el alma de todo aquel que contempló la devastación, más de 4.000 hectáreas quedaron calcinadas en apenas una tarde. Desde las brañas del Pozo de las Mujeres Muertas y hasta el pueblo de Berducedo, toda una ladera del valle fue pasto de las llamas.

Poco después del terrible incendio, la fundación EDP y el FAPAS iniciaron un proyecto global de recuperación medioambiental de la zona. Se produjeron plantaciones, siempre con la colaboración del Ayuntamiento, en las que se implicaron a los alumnos de los colegios de la comarca.

Ahora se pretende dar un paso más en esta recuperación ambiental y se pondrán sobre el terreno la respetable cifra de 30.000 árboles de forma que puedan contribuir a que el Valledor vaya aproximándose al aspecto que tenía antes del terrible incendio.

La elección de las especies, sobre todo de los castaños y los abedules, no es casual. Además de ser árboles que crecen bien en la zona, pues son autóctonos y está comprobado que el Valledor es un lugar idóneo para ellos, pueden hacer una segunda labor: la de cortafuegos naturales en el caso de suceda, de nuevo, algún incendio.

De la misma forma, y al ser árboles propios del lugar, la biodiversidad se ve reforzada pues la fauna del lugar se alimenta de sus frutos, como es lógico.

En el concejo de Allande están muy sensibilizados con este tema, pues el incendio del Valledor fue uno de los momentos más importantes, por dramáticos, de su reciente historia. En él se perdieron, además de los recursos naturales, edificios tan emblemáticos e importantes para el conocimiento del Suroccidente como La Torre del Valledor.

La Fundación EDP, por su parte, está relacionada con la zona pues su empresa matriz, HC Energía, es la que gestiona la central hidroeléctrica de Grandas de Salime, a escasos kilómetros de la zona de el Valledor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine