30 de diciembre de 2016
30.12.2016

Valdés pretende ensalzar la figura de Gil Parrondo tras el olvido que sufrió Ochoa

El Nobel fue homenajeado a su muerte, pero su museo se demoró 18 años y el Ayuntamiento no quiere que pase lo mismo con el decorador

30.12.2016 | 10:20
Valdés pretende ensalzar la figura de Gil Parrondo tras el olvido que sufrió Ochoa

El gobierno de Valdés espera que la figura de Gil Parrondo tenga en su Luarca natal el reconocimiento que se espera para un mundialmente reconocido director artístico. El alcalde, Simón Guardado, confirmó ayer que la puerta para organizar actividades relacionadas con el personaje y su obra "está abierta". Precisamente, fue el Ayuntamiento el que medió para que Gil Parrondo pudiera descansar para siempre en el cementerio de Luarca. Los restos del decorador se encuentran en un panteón que es propiedad del Ayuntamiento. "Fue la primera gestión que hicimos para cumplir un deseo de Gil Parrondo y ayudar a la familia. A partir de ahora, podremos trabajar en otros asuntos", indicó el regidor.

El Ayuntamiento quiere evitar que pase con la figura de Gil Parrondo lo que sucedió con otro ilustre luarqués, Severo Ochoa. El prestigioso biólogo y premio Nobel de Medicina en 1959 fue despedido por la población de Luarca el año de su muerte, en 1993, pero hubo que esperar 18 años para que abriera las puertas un museo dedicado a su vida y su magna obra. Antes, se celebró el centenario de su nacimiento con actividades de recuerdo a su trayectoria y con la colocación de una placa en el centro de Luarca.

"De momento, no podemos hablar de actuaciones concretas, porque la muerte del decorador está muy próxima, pero en Valdés no cerramos las puertas a nada", destacó el Alcalde.

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento está elaborando un plan estratégico de turismo y comercio. Este documento contendrá acciones para ensalzar los puntos fuertes de Luarca. Para muchos vecinos, el nacimiento, el fallecimiento, y la obra y la vida de ilustres luarqueses son uno de los puntos fuertes del concejo. La villa echa de menos rutas señalizadas con los caminos andados y desandados de sus ilustres ya fallecidos y también información impresa y asequible sobre la vida y la obra de esas personas.

En el funeral de Gil Parrondo distintas personas del ámbito cultural y social de la comarca reclamaron más recuerdos institucionales en forma de jornadas, rutas u acciones de otra clase para este director artístico nacido en Luarca que pasó parte su infancia en la parroquia de Trevías. Así lo manifestaron la escritora Esther García, el exdirector del Conservatorio de Música José Fernández Avello, el director del instituto de Enseñanza Secundaria Carmen y Severo Ochoa de Luarca, José Antonio Nieto, y parte de la familia y los allegados de Gil Parrondo que residen en el concejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine