Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La costa franquina, para enmarcar

La punta de La Atalaya acoge un marco gigante que reivindica el papel del medio rural en la construcción de un mundo más sostenible

Por la izquierda, Luis Miguel Rebustiello, Germán Campal, Jesús Fernández, José Luis Santamarina, Santiago López, Victoria Zarcero, José Antonio Barrientos, Cecilia Pérez, Ana Vigón, Begoña López, Belarmino Fernández, Natividad Fernández y Secundino Caso, ayer, inaugurando el marco de La Atalaya. | T. C.

La punta de La Atalaya, en la costa franquina, es uno de esos lugares con vistas espectaculares, dignas de enmarcar. Dicho y hecho. Ayer se inauguró un marco metálico de grandes dimensiones e intenso azul que será blanco de infinidad de fotografías. Esta acción forma de una campaña de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR) para concienciar sobre el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el papel determinante que juega el mundo rural en su consecución.

El marco franquino es el tercero de Asturias, tras los colocados en Somiedo y Sobrescobio. El presidente de la REDR, Secundino Caso, confesó ayer en El Franco que este proyecto ha superado todas sus expectativas y está contando con un enorme éxito. Por eso, ahora el reto que se fija la Red es que los 250 grupos de desarrollo rural de España tengan su propio marco.

Cuenta Caso, también alcalde del municipio cántabro de Peñarrubia, que esta iniciativa surgió con la idea de “reivindicar” el papel del medio rural en la consecución de los grandes objetivos de la sociedad, entre ellos el del cumplimiento de la Agenda 2030, que promueven los Estados miembros de Naciones Unidas (ONU) y que ha fijado dieciesiete objetivos para construir un mundo mejor. “Todos los retos que tenemos como sociedad pasan por el medio rural y algunas veces en las grandes decisiones se nos deja un poco al margen. Los ODS no se lograrán si no se cuenta con el medio rural”, subrayó Caso, al tiempo que defendió la buena respuesta de los marcos. “Conseguimos reivindicar el papel del mundo rural en los objetivos de desarrollo, sensibilizamos a la propia gente que vive en el medio rural y se están convirtiendo además en sitios emblemáticos para el turista”, añade el líder de la Red estatal, quien también se refirió a la puesta en marcha de iniciativas dirigidas a los visitantes de los marcos como concursos o una campaña de recogida de fondos para restaurar zonas ambientalmente degradadas.

Parte del éxito de estas estructuras, añade Caso, reside en el hecho de que se han elegido “los mejores sitios, emblemáticos, como este de La Atalaya que es espectacular”. El marco franquino, cuya instalación ha costado 9.214,61 euros, está dedicado al objetivo número 14 titulado “Vida submarina”, que aboga por “Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos”. Su instalación en la punta de La Atalaya, entre la playa de Porcía y cabo Blanco, ha contado con los permisos del Ayuntamiento de El Franco y de la Demarcación de Costas.

Pesquería sostenible

El gerente del Centro de Desarrollo Rural Navia-Porcía, Germán Campal, explica que la comarca se caracteriza por sus “actuaciones sostenibles a la hora de aprovechar los recursos del mar”, cuyo ejemplo más visible es la ecoetiqueta MSC que logró hace unos años la pesquería del pulpo del Noroccidente. “Los fondos marinos y los mares son fuente de vida y, concretamente en este territorio, la actividad pesquera ha tenido siempre mucho cuidado en la explotación del medio marino y en no realizar una sobreexplotación”, añade el técnico.

También estuvo presente en la inauguración el presidente de la Red Asturiana de Desarrollo Rural y alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández, quien reivindicó el valor de las zonas rurales. “El mundo rural reúne las condiciones para hacer un mundo mejor, no somos un problema sino una parte de la solución de un mundo más sostenible”, defendió el regidor somedano, en cuyo concejo se instaló a finales del pasado año el primer marco del país.

El acto de inauguración contó también con la presencia de la directora de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Principado, Begoña López, así como los regidores de El Franco, Tapia, Boal y Pesoz, junto a ediles y técnicos de desarrollo rural.

Compartir el artículo

stats