La lengua azul obliga a suspender la feria de San Isidro, en Panes

La capital de Peñamellera Baja inicia mañana las celebraciones festivas

14.05.2008 | 00:00

Panes (Peñamellera Baja), Rebeca Aja

El concejo de Peñamellera Baja celebra mañana, jueves, la festividad de San Isidro y lo hará perdiendo la tradicional feria de año que animaba, en el prao de San Román, cada 15 de mayo. Peñamellera Baja se mantiene como área de restricción desde que a principios de año y a raíz de la aparición de un foco de lengua azul en Cantabria, el comité de alerta sanitaria veterinaria de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural considerara zona de restricción los concejos de Peñamellera Baja, Llanes, Ribadedeva, Ribadesella, Parres, Colunga, Caravia, Villaviciosa y Cabranes.

Prevención

La suspensión de la primera de las dos ferias anuales de ganado en Panes (la otra es septiembre coincidiendo con la festividad de San Cipriano) está motivada por el cumplimiento de las medidas de prevención acordadas por el Gobierno del Principado, según señalaron desde la Alcaldía de Peñamellera Baja, donde se lamenta la pérdida de una cita ganadera que el año pasado reunió más de seiscientas cabezas de ganado y que repercute en los intereses de los ganaderos locales y de los concejos vecinos que solían acudir al prau de San Román, pero también en el sector hostelero de la capital peñamellerana.
Sin feria, pero con fiesta. En Panes, las celebraciones del día de San Isidro comenzarán a las once y media de la mañana, con el tradicional desfile de carrozas y la misa solemne en honor del santo patrón. Será en la iglesia parroquial de San Vicente, para, después, celebrar una comida campestre en La Brañona. La jornada festiva culminará con juegos tradicionales.


El sábado 17, habrá un festival de canción asturiana que comenzará a las diez de la noche, para, a continuación, dar paso a una verbena popular amenizada por la orquesta «Estrella Norte».

Enlaces recomendados: Premios Cine