Los ecologistas arremeten contra «El Esmerillón» por pedir que se maten garzas y nutrias

Las propuestas del colectivo de pescadores denotan «ignorancia», según los conservacionistas

26.01.2013 | 03:59

Cangas de Onís

Quince grupos ecologistas y animalistas asturianos criticaron ayer con extrema dureza la propuesta de «El Esmerillón» sobre la necesidad de matar nutrias y garzas en los ríos para salvaguardar la población de truchas. Según los conservacionistas, esta asociación de pescadores se quedó «sola» este año en su intento de conseguir que el Principado aprobara «una normativa de pesca fluvial destructiva y esquilmadora, similar a la conseguida en la anterior temporada de pesca mediante negociaciones entre bambalinas con un Gobierno entonces muy receptivo a barbaridades de ese tipo», en referencia al de Foro Asturias, que encabezó Francisco Álvarez-Cascos. Esa situación motivó la retirada de «El Esmerillón» del Consejo de Pesca y, según los ecologistas, demuestra que «por suerte no todos los pescadores comparten su miope forma de entender la pesca y la vida en los ríos».


Las propuestas de «El Esmerillón» denotan, en opinión de los ecologistas, «ignorancia, egoísmo e insensibilidad». Dejan entrever «un total desconocimiento de lo que es el ecosistema fluvial y su funcionamiento», lo que «les lleva a pensar que matando cormoranes, nutrias y garzas habrá más peces», añaden los conservacionistas. «La realidad es que los cormoranes están siendo matados por cientos por efectivos de la guardería del Principado para contentar a varias asociaciones de pescadores, sin que haya aún ningún estudio de los contenidos estomacales de los mismos que hagan confirmar que esta ave sea responsable de la depredación que se le achaca», añaden los colectivos ecologistas, que subrayan que el resultado de estas actuaciones es «que los peces siguen faltando en los ríos».


Critican a los dirigentes de «El Esmerillón» por creerse «propietarios de los peces de los ríos y por pretender ser exclusivistas en el uso predador de las especies piscícolas» y por pretender que los ecosistemas fluviales sean «simplemente un curso de agua en el que los pescadores desarrollan su actividad». Acusan a «El Esmerillón» de buscar «cabezas de turco» en lugar de «mirarse en el espejo».

Enlaces recomendados: Premios Cine