La sidra de Miyares, la mejor de Piloña

El lagarero Saúl Fresno se alza con el primer premio de un concurso que en su estreno llenó Infiesto y sorprendió a los visitantes por la calidad de la bebida

07.09.2015 | 08:26
Pili Suárez, Raquel Fernández, José Lantarón, Ángel Suárez, Hipólito Molina y José Novoa, en Infiesto.

La mejor sidra casera de Piloña está en Miyares. Allí vive el lagarero Saúl Fresno, ganador del I Concurso casero que ayer disputó su final en la plaza del Ayuntamiento de Infiesto. "Me apunté al concurso a última hora y no me lo esperaba para nada, pero estoy muy contento", contó el ganador. Además de 200 euros en metálico y un trofeo, se lleva como premio participar el día 13 en el Concurso de Mejor Sidre Casero d' Asturies en Villaviciosa.

A las puertas de la victoria se quedó por los pelos Luis Prida, de Pintueles. El jurado, compuesto por Tino El Roxu, Máximo Villarica, Fernando Álvarez, Miguel Junco y Pedro Marcos tuvo que efectuar un reñido desempate. El tercer premio se fue para Coya de la mano de Luis Fernández.

La plaza del Ayuntamiento se quedó pequeña ayer para acoger a las decenas de personas que se acercaron a degustar los 700 litros de sidra casera de los doce finalistas, procedentes de Argandenes, Villamayor, Anayo, Belonciu o Biedes. Por eso, los organizadores hacen "un balance más que positivo", según explicó Luis Sariego, impulsor de la iniciativa. "Yo creo que a la gente le gustó, salió todo muy bien", dijo.

En Infiesto había ganas de sidra y por eso los escanciadores de los ocho expositores, como José Manuel García, no dieron abasto para rellenar los vasos de quienes compraron los vasos conmemorativos de la primera edición del concurso. "El tiempo acompaña y está siendo una mañana muy animada, el balance es muy positivo", contó.

El concurso de elaboración casera local cautivó a vecinos como Ramón Joglar. "No era consciente de que había tantas y tan buenas sidras en nuestro concejo, pero me gusta la iniciativa porque pruebas algo diferente, no la típica sidra industrial", apuntó.

Entre culín y culín amantes de la sidra como Javier Juesas de la sidra pudieron disfrutar de la tonada de El Xilgueru de Tablao y dar cuenta de empanadas. "Yo creo que se va a convertir en un evento consolidado y atraerá cada año a más gente de fuera", contó este vecino de Infiesto. Con él coincidía el alcalde de Piloña, el socialista Iván Allende. "La iniciativa ha sido un éxito, es de agradecer el trabajo de los impulsores", dijo. El regidor celebró que la iniciativa "sea un aliciente para atraer gente al concejo pero también para que no se pierda una actividad artesanal tan importante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine