18 de agosto de 2016
18.08.2016
Lne.es »

Llanes, el pericote con más solera

El bando de San Roque protagonizó el martes un monumental baile con 64 mujeres y 32 hombres, similar al interpretado el mismo día de 1862, como recoge un antiguo libro

18.08.2016 | 09:58
Algunos de los intérpretes del monumental pericote de San Roque de este año.

"Espléndidas son las romerías que en diferentes pueblos de Asturias se celebran el día de San Roque, pero en ninguna, podemos asegurarlo, hay la esplendidez y el buen gusto que en Llanes". La frase aparece recogida en el libro "Memorias asturianas", de Protasio González Solís y Cabal, publicado en 1890. Un libro que incluye textos y publicaciones anteriores, entre los que destaca la primera cita escrita conocida de un pericote bailado en Llanes, en el año 1862. "El baile del pericote (...) es el mejor de los indígenas de Asturias", recoge la publicación. Pero, aparte de alabar a los danzantes y la belleza del baile llanisco por antonomasia, el autor desvela un hecho sorprendente: el pericote bailado en el año 1862 en las fiestas de San Roque de Llanes fue interpretado por "50 parejas a la vez", aunque quizá el autor quiso decir 50 personas, o tal vez 50 triadas, que es como siempre se supone que se ha interpretado ese baile, con el doble de mujeres que de hombres. Pues este año, anteayer, en el día grande de San Roque, como homenaje a Ramón Sobrino, "El Nino de Pancar", recreador del pericote fallecido hace 50 años, se repitió aquella empresa y se bailó un impresionante pericote, con 96 bailadores, 64 mujeres y 32 hombres. O sea, ocho pericotes simultáneos, de ocho mujeres y cuatro hombres, cada uno. Lo nunca visto en los últimos 154 años.

El pericote intergeneracional de este año empezó a pergeñarse cuando, hace unos diez años, el llanisco Javier Morán, que dirigió durante dos décadas el pericote de las fiestas de San Roque, hasta la década de los noventa, leyó esas líneas. Entonces empezó a darle vueltas a la posibilidad de repetir aquella monumental interpretación, aunque sus múltiples ocupaciones y su pertenencia a la comisión de fiestas de San Roque no le dejaron tiempo. Hasta este año, cuando, ya fuera de la comisión, decidió dar el paso. Es verdad que Javier Morán ya organizó hace unos años un pericote multitudinario durante una celebración de "Llanes al cubo", ya desaparecida, como homenaje a Ignacio Noriega, "El Gaiteru San Roque". Entonces "bajaron" a Llanes a bailar gentes de muchos pueblos. Pero nunca se había hecho nada parecido solo con seguidores del bando de San Roque. Desde 1862, al menos.

MONUMENTAL INTERPRETACIÓN DEL PERICOTE EN LAS CALLES DE LLANES
Homenaje a Ramón Sobrino Pérez, El Nino de Pancar, interpretando el monumental Pericote por sanrocud@s de varias generaciones y con José Ángel Hevia y su hermana María José acompañando con su internacional gaita.
Grabado por Yoga Llanes Pedro Pablo Rapp .https://youtu.be/Qa5Cc9cj5Ow
Qué es el Pericote? Pericote es el nombre que recibe un baile de cortejo y que es tradicional del concejo de Llanes. Como curiosidad el nombre proviene de la localidad de Cué (Asturias) dónde los «pericos» eran mujeres que se vestían de hombres para realizar los bailes.

Publicado por Turismo en Llanes en Miércoles, 17 de agosto de 2016


Morán planteó su idea al bando del santo de Montpelier, cuyo presidente, Javier Abello, la acogió con entusiasmo y le ofreció todo el apoyo necesario. Javier Morán, sobrino-nieto de "El Nino de Pancar", se puso manos a la obra y consiguió reunir desde varias mozas de 15 años hasta algún septuagenario. Ensayaron solo tres días. Javier Morán, que recogió el "cargo" de director del pericote de San Roque de Ángel Purón, quien a su vez había sucedido a "El Nino de Pancar", había bailado hace cuatro años por San Pedro, en Pancar precisamente. Pero lo que sintió el martes, en el monumental pericote de San Roque fue "pura emoción". No solo por volver a dar las voces que marcan los tiempos del baile llanisco, sino porque formó triada con sus hijas Marta y Celia. Así que para él fue "como el primer día" que dirigió el pericote en la plaza de Parres Sobrino, en la capital llanisca, hace casi cuatro décadas. Tan emocionado estaba el que fuera concejal llanisco que hasta se equivocó en una de las voces, pese a lo cual nadie se perdió, porque porruanos y llaniscas salieron del paso "como profesionales", señaló.

Javier Morán quiso también que el gaitero que interpretara el monumental pericote fue José Ángel Hevia, con el que compartió muchos escenarios y que fue, precisamente quien sustituyó a Ignacio Noriega, tras la muerte de este, en el ya citado pericote de "Llanes al cubo".

A Morán le gustaría que el pericote que este año interpretaron 96 personas tuviera continuidad en próximas ediciones de San Roque. Y lo ve posible, aunque no sabe si será posible en el mismo formato que el de este año. "El pericote es hijo de todos, así que tenemos que seguir cuidándolo", señaló el llanisco.

La descripción que se hace del pericote en aquel lejano 1862 deja sin sentido la vieja polémica sobre si el pericote "auténtico" ha de ser bailado por una, cuatro, seis u ocho triadas. Una diatriba que ha enfrentado a bandos y a pueblos del concejo durante décadas. "Memorias asturianas" parece sentenciar que, en realidad, no importa el número de bailadores. Que no hay límite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine