ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros
Así es mi pueblo

La convivencia de la tradición y la modernidad

Mientras en unas zonas de la parroquia es evidente el éxodo rural, en otras crece el número de nuevos residentes

01.08.2015 | 05:09

La parroquia de Pruvia es una zona en expansión. Cada vez es más notable el número de nuevos residentes que llegan a esta parroquia mientras que, al mismo tiempo, aquellos que han vivido siempre en la zona, algunos dedicados a labores ganaderas y agrícolas, continúan defendiendo su actividad y su futuro.

Entre los que se mantienen al frente de sus ganaderías están Jesús Fidalgo y su mujer Ana María Álvarez quienes, como el resto de ganaderos del Principado, se hacen eco de la mala situación que atraviesa el campo asturiano y, al tiempo, la ganadería.

Cada vez va siendo más difícil mantener este sector en la región, y sin embargo ellos, a pesar de todo, continúan adelante con su explotación ganadera ubicada en Pruvia de Abajo. Otro que igualmente sigue adelante con su explotación agraria y ecológica, y con mucho éxito, es Santiago Pérez, quien junto a su mujer puso en marcha en 1980 la primera finca de producción ecológica de Asturias, un campo en el que fueron pioneros. A día de hoy, está claro que se han afianzado con fuerza en este terreno y cada vez son más los clientes que demandan sus productos.

Es notable el cambio experimentado en esta parroquia en los últimos años, tanto por el despoblamiento que han sufrido algunas de sus localidades como, por contra, la llegada de nuevos residentes que, en fincas de Pruvia, han levantado sus hogares. Tanto unos como otros tienen sus demandas y preocupaciones, algo que se hará patente en estas páginas las próximas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine