La SOF exige al promotor de La Ería las cifras de los conciertos

La ciudad no ingresó ni un euro de los recitales de San Mateo que fueron organizados por empresas privadas

27.11.2015 | 04:18
La SOF exige al promotor de La Ería las cifras de los conciertos

La junta de gobierno de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) aprobó ayer por unanimidad exigir documentación (las hojas de taquilla y las liquidaciones a la Sociedad General de Autores y Editores) al promotor de los conciertos de San Mateo en La Ería para comprobar cuántas entradas se vendieron en los recitales que fueron organizados por empresas privadas en el recinto del aparcamiento del Carlos Tartiere. A la SOF no le convencen los datos aportados por Enrique Granda -gerente de Santo Grial, la empresa encargada de la producción de los conciertos- sobre la asistencia a los conciertos.

Y es que en algunos de ellos, dependiendo del número de entradas vendidas, la SOF tendría derecho a determinadas cantidades. Pero en la práctica, la entidad municipal no ha recibido ni un euro de los recitales organizados por empresas privadas. Según los datos entregados a la SOF por Granda, para el concierto de Rick Astley se vendieron 416 entradas. En este caso, la SOF tenía derecho a quedarse con el 100% de la taquilla a partir de la entrada 2.500 y hasta recaudar un total de 5.000 euros más IVA.

Mientras, para el concierto de Iggy Pop se despacharon 4.088 entradas. En este caso, la SOF se quedaría con el 50 por ciento de cada localidad a partir de la 7.501. El concierto con más éxito de venta fue el de Melendi (6.331). "Los Suaves" congreron a 4.393 fieles en La Ería, Pablo Alborán vendió 3.250 entradas y Raphael 2.285. En todos estos casos, la taquilla era íntegra para sus promotores.

Las cuentas del último San Mateo, que reflejan que del recinto privado de La Ería se llevó casi la mitad del presupuesto de las fiestas (677.000 euros de un total de 1,4 millones), fueron aprobadas ayer por la SOF. "Lo que ha pasado en La Ería es sencillamente obsceno desde el punto de vista de los ciudadanos", aseveró Roberto Sánchez Ramos (IU), "Rivi", concejal de Cultura y presidente de la SOF. "El dinero público que se metió en La Ería no retornó a la gente, sino a cuentas corrientes privadas", abundó. Sánchez Ramos da por cerrada la experiencia en La Ería, ya que se trata "de un modelo fracasado". Y añadió: "El dinero público debe ser gestionado por empleados públicos".

Esta reflexión coincide con la del PSOE. "Hay que popularizar las fiestas. Ahora hay que pensar cómo podemos cambiar el modelo porque los ovetenses no pueden pagar con su dinero a una productora para que luego haga negocio en La Ería", aseveró el concejal socialista Diego Valiño. Desde Somos, Isabel González Bermejo apostó por "la prudencia" a la espera de que Santo Grial remita la documentación requerida, pero aseguró que "lo de La Ería es una barbaridad de gasto".

Mientras, Belén Fernández Acevedo, edil del PP y anterior presidenta de la SOF, defendió el modelo de La Ería y acusó a Sánchez Ramos de que "hasta ahora lo único que ha hecho ha sido boicotear el recinto y todo lo que en él se hizo". Acevedo cargó contra el tripartito por "enredar", "mentir", "tergiversar datos" y "actuar contra los intereses de la SOF".

Por su parte, Luis Pacho aseguró que en la SOF "hay muchas cosas que hay que cambiar" ya que considera que había cuestiones "que se estaban haciendo con opacidad". Y sentenció que "el modelo de La Ería no ha hecho más que generar problemas a la ciudad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine