Lne.es »

El HUCA incorporará en mayo su cuarta resonancia magnética para bajar las esperas

El equipo será trasladado desde el viejo hospital del Cristo tras ser sometido a un proceso de actualización

29.03.2016 | 09:34
Uno de los equipos de resonancia magnética del nuevo HUCA.

El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) incorporará en las próximas semanas una nueva resonancia magnética que elevará a cuatro la dotación de este tipo de máquinas en el complejo sanitario de Oviedo. El nuevo equipo será trasladado desde la vieja sede del Hospital después de ser sometido a un proceso de actualización. Su puesta en marcha contribuirá -al menos sobre el papel- a que se cumpla la previsión de las autoridades sanitarias de que las esperas para este tipo de exploraciones diagnósticas bajen de los larguísimos plazos actuales -ocho, diez o incluso doce meses- a aproximadamente un mes, en situaciones ordinarias, y menos en casos preferentes o urgentes.

La modernización tecnológica de la resonancia, la mudanza del aparato y su instalación supondrá una inversión aproximada de 600.000 euros. La previsión de los responsables del Hospital Central es que la cuarta resonancia entre en servicio "el próximo mes de mayo", aunque no sería extraño que este plazo se retrasara algunas semanas. Con su puesta en marcha, la dotación del nuevo HUCA duplicará la del viejo: cuatro resonancias frente a dos, además de cinco escáneres (TAC). Uno de los TAC también fue aprovechado de los que había en el viejo edificio hospitalario del Cristo.

La dotación tecnológica del servicio de radiodiagnóstico del Hospital Central ha pasado por previsiones de varios tipos. En octubre de 2014, el gerente del HUCA, Manuel Matallanas, declaró que el equipamiento del complejo hospitalario sería paulatino hasta llegar a cinco resonancias y cinco escáneres.

Tal y como informó ayer este periódico, el Hospital Central y los restantes centros sanitarios de la región están negociando con la Consejería de Sanidad una reorganización de las áreas de radiología que permitan incrementar la actividad y reducir las demoras. En el caso del HUCA, el proyecto implica que cada especialista trabaje, como promedio, dos o tres tardes adicionales al mes, en horario de tres a ocho. En el momento actual, el HUCA suma 10.899 pacientes en lista de espera para pruebas diagnósticas. El contingente más numeroso, con diferencia, lo configuran quienes están pendientes de una resonancia, un total de 4.886, una cifra que no cesa de aumentar.

Este plan ha generado suspicacias en las filas de Podemos. El diputado autonómico de esta formación, Andrés Fernández Vilanova, ve en él "varios indicios que hacen temer la vuelta de un sistema de incentivos idéntico al de las 'peonadas', cuyos efectos nocivos para la sanidad pública están sobradamente demostrados". A juicio de Vilanova, una reorganización bien concebida "deberá acompañarse de acuerdos de objetivos asistenciales, en los cuales se estipule por consenso con los servicios la cantidad de trabajo a procesar tanto en horario de mañana como de tarde".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine