02 de septiembre de 2016
02.09.2016
Lne.es »

Multitudinaria despedida al líder vecinal de las Torres de Pando

Esiderio Rodríguez, que tenía tan sólo 43 años, llevaba 15 al frente del colectivo y presidía la comisión de Santa Gema

02.09.2016 | 04:03
Esiderio Rodríguez Fernández, junto a la madrina de las últimas fiestas de Santa Gema, Lorella Fresno.

La iglesia parroquial de San Félix, en Lugones, se llenó ayer hasta los topes para despedir a Esiderio Rodríguez Fernández, presidente de la asociación de vecinos de las Torres de Pando y también de la comisión de las fiestas de Santa Gema. Rodríguez Fernández, que tenía tan sólo 43 años de edad, falleció el miércoles a consecuencia de una grave enfermedad. "Ha sido un palo muy grande para nosotros. Era una persona muy activa y trabajadora que se desvivía por el barrio y por todos los vecinos que vivimos allí", explica José Antonio Testera, secretario de la asociación vecinal que presidía el fallecido.

A pesar de su juventud, Esiderio Rodríguez Fernández ya podía considerarse todo un veterano del movimiento vecinal ovetense. Empezó como socio del colectivo de las Torres de Pando hace más de dos décadas y pronto comenzó a destacar por su implicación. No en vano, al cabo de unos años tomó las riendas de la asociación y actualmente llevaba quince como presidente.

"Hasta que se puso enfermo no paró ni un solo día de luchar por la asociación. Era una de esas personas que son necesarias para que un grupo de vecinos puedan hacer tantas cosas como las que hacemos nosotros. Por supuesto también era un hombre que se hacía querer", señala Miguel Fernández, conocido como "Titi", otro de los directivos de la asociación de las Torres de Pando.

Esiderio Rodríguez Fernández deja una compañera y un hijo. Hasta que cayó enfermo trabajaba en la gasolinera de Las Mazas, en San Claudio, pero siempre tenía tiempo para dedicárselo a su barrio. "Estuvo trabajando por las Torres de Pando hasta el último día. Durante las últimas fiestas de Santa Gema -se celebraron desde el 29 de julio hasta el 1 de agosto- estaba ingresado e incluso les pidió permiso a los médicos para que lo dejasen asistir. Por supuesto allí estuvo como lo hacía siempre", asegura José Antonio Testera. "Lo quería todo el mundo. No hay más que ver cómo estaba el tanatorio y el funeral para hacerse una idea", recalca Testera.

El fallecimiento de Esiderio Rodríguez Fernández hizo que las asociaciones vecinales acudiesen al Ayuntamiento para pedir que se suspendiese la reunión del consejo de distrito número 3 -al que pertenece el colectivo de las Torres de Pando-, que estaba prevista para las seis y media de la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine