09 de septiembre de 2016
09.09.2016
Lne.es »

Los hosteleros, indignados por tener que retirar barras y terrazas en San Mateo

"Si necesitan ampliar el aforo de la Catedral, que quiten chiringuitos, no a los que pagan impuestos todo el año", critica el presidente de Otea

09.09.2016 | 10:11

Los hosteleros del entorno de la plaza de la Catedral aseguran que están "indignados" con la medida acordada este año por el Ayuntamiento, relacionada con el plan de seguridad para los conciertos, que les obliga a retirar terrazas durante todos los festejos y a desmontar las barras una hora antes de las actuaciones, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA en sus páginas de ayer. Los propietarios de los negocios afectados recibieron una comunicación telefónica de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) el pasado miércoles, comunicándoles "una serie de medidas" que debían adoptar por seguridad. Algunos tendrán que retirar su terraza este lunes, otros a diario, una hora antes de los conciertos. A otro grupo de hosteleros les han denegado permiso para instalar barra este año y a los que les dan permiso les dicen que tienen que retirarla a las ocho de la tarde. Los afectados se reparten en las calles Eusebio González Abascal, la plaza de Juan XXIII y El Águila.

"Pagamos impuestos todo el año y cuando llegan las fiestas nos piden que desmontemos la terraza en plenas fiestas de San Mateo", comentó indignado un hostelero que tiene que retirar su terraza para las fiestas. "Esto es una guerra política y a nosotros, los currantes, nos pilla en medio", comentaba otro hostelero del entorno de la Catedral. Los dos prefieren mantener el anonimato porque viven de su clientela, unos simpatizantes del gobierno local, otros de la oposición. No tuvo problema en indignarse con nombre y apellido Moto Martini, propietario de un bar en la calle Eusebio González Abascal. "A quien se le ocurrió la medida no tiene ni idea de lo que es una barra. No se monta y se desmonta en un momento, lleva frigoríficos y cañeros. No la vamos a poder poner", indicó. Y como él, el resto. Los hosteleros que tienen autorización para instalar una barra no la pondrán porque aseguran que es inviable montarla y desmontarla a diario.

El presidente de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea), José Luis Álvarez Almeida también salió ayer al paso de unas medidas que considera injustas. "Lo que no se puede es solucionar los problemas de la SOF improvisando con los hosteleros que llevan trabajando todo el año. Si tienen problemas de seguridad y aforo que busquen otro sitio para los conciertos", manifestó en referencia a los informes policiales que limitaban a 3.600 personas la capacidad de la plaza de la Catedral por la deficiencia de las vías de evacuación. Como se prevé que acuda más público a los conciertos, la solución planteada en el plan de autoprotección es liberar espacio para mejorar la evacuación en caso de emergencia y lograr un aforo de 5.000 personas. "Que quiten chiringuitos y no fastidien a los hosteleros, que están durante todo el año contratando gente y pagando impuestos. No tiene sentido", añadió el presidente de Otea. Almeida hizo también un llamamiento a la administración regional para que diese un toque de atención "para ver si les parece normal o no, porque llevan todo el verano sacando pecho con los datos del turismo, pero cuando hay que apoyar al sector no se hace nada y parece que el presidente de Otea está en contra de todo", manifestó. Álvarez Almeida arremetió contra el gobierno tripartito al que acusa de "no ser democrático y gobernar solo para los suyos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine