Los funcionarios de Siero, dispuestos a abonar lo que pierdan sus compañeros

03.05.2008 | 00:00

Pola de Siero, M. N. M.


Los representantes sindicales del Ayuntamiento de Siero siguen convencidos de que la advertencia del alcalde, Juan José Corrales, a los trabajadores de parques y jardines «es una amenaza», pero ya han encontrado una forma de luchar contra ella.


Según aseguraron, la mayoría de trabajadores municipales está dispuesta, si llega a producirse un descuento en el complemento de productividad de los empleados de parques y jardines, a reunir el dinero entre todos y pagarles la cantidad que perciban de menos. Es una manera de demostrar, explicaron los representantes sindicales, que seguirán luchando contra lo que consideran una injusticia y que están muy unidos en esta lucha.


Los trabajadores protagonizaron ayer otra protesta frente a la plaza del Ayuntamiento, esta vez algo menos numerosa debido a que algunos trabajadores se marcharon de puente.


La respuesta de Corrales, en la que asegura que no hay ninguna amenaza en su actitud, implicará un retraso en la negociación, ya que los sindicatos advirtieron al equipo de gobierno de que no se sentarían a negociar hasta que no cambiara su forma de actuar.

Enlaces recomendados: Premios Cine