09 de mayo de 2012
09.05.2012

Cultura anula la sanción contra Ángel Villa por su hallazgo en la Campa Torres

El arqueólogo de la Consejería había sido penalizado por el anterior equipo de Gobierno con tres meses de empleo y sueldo

10.03.2012 | 04:42
Ángel Villa.

Oviedo, P. R.

El arqueólogo de la Consejería de Cultura Ángel Villa no cometió ninguna falta grave al informar a la entonces directora del Museo Arqueológico del hallazgo en un zulo con miles de piezas en mal estado en la Campa Torres, en Gijón. El anterior equipo de Cultura, liderado por Mercedes Álvarez, lo había sancionado sin empleo y sueldo durante tres meses por la comisión de una falta grave. Se le acusaba de no comunicar a su superior jerárquico inmediato el hallazgo.


Una resolución del pasado 5 de marzo, firmada por el secretario general técnico de la Consejería de Cultura, estima la reclamación presentada por Ángel Villa y considera que su conducta «no es subsumible en el tipo sancionador de transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desempeño del trabajo», acusaciones que motivaron la sanción.


La decisión confirma una resolución dictada por los actuales responsables de la Consejería, al frente de la cual está Emilio Marcos Vallaure, con fecha 29 de julio de 2011, que dispuso la suspensión de la sanción «hasta tanto en cuanto la citada resolución administrativa no adquiera firmeza».


Villa se desplazó a la Campa Torres a petición de la dirección del Museo Arqueológico, adscrito al Servicio de Conservación, Archivos y Museos. «Lo lógico y razonable es que las incidencias que el trabajador hubiera detectado en el transcurso de la visita las hubiera comunicado, como así fue y queda acreditado en el expediente, a la titular de la dirección del Museo Arqueológico», se asegura en el dictamen.


Y se añade: «Tampoco es posible afirmar que el trabajador haya hecho un uso desviado de las facultades conferidas con riesgo o lesión de los intereses de la empresa».


La resolución también señala que «queda acreditado que el trabajador informó de forma inmediata al órgano en cuyo marco de competencias realiza su actuación» y se añade que «precisamente lo que el trabajador hizo fue actuar en el marco estricto del cometido que se le asignó».


Por otra parte, el redactor del expediente no entra a enjuiciar la conducta de la entonces directora del Museo Arqueológico de Asturias ni del Ayuntamiento de Gijón, «que parece razonable pensar que sí debieron comunicar con carácter inmediato el hallazgo, una vez constatado que las piezas no estaban incluidas en el inventario del depósito en su día autorizado al Museo de la Campa Torres».


El firmante de la resolución quiso destacar en el escrito «la total colaboración del trabajador con la Administración cuando se le piden explicaciones sobre su actuación, ofreciendo toda clase de detalles y datos, algunos de los cuales podrían perjudicarle».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine