Máxima puntería contra los tumores

El HUCA presenta la nueva técnica de radioterapia oncológica, que acorta plazos y exposiciones y reduce el riesgo de que la radiación afecte a órganos sanos

08.11.2014 | 06:01
Parte del equipo de Oncología Radioterápica, ayer en el HUCA.
Parte del equipo de Oncología Radioterápica, ayer en el HUCA.

Un acelerador lineal de última generación, un sofware avanzado, un equipo médico multidisciplinar y una técnica inédita hasta ahora en la sanidad pública asturiana. Todo ello se concreta en cuatro letras, VMAT, que son las siglas de Aeroterapia Volumétrica Modulada. Ayer fue presentada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) por los oncólogos radioterapéutas y los radiofísicos que colaboraron en el primer tratamiento. El paciente, un hombre de 54 años, con cáncer de cabeza y cuello, que había sido ya radiado y dos veces operado. "Persistían pequeños focos tumorales y era la persona indicada para poner en marcha un sistema de radiación largamente perseguido", aseguró el oncólogo José Ramón Alonso Pantiga. El paciente recibe actualmente el nuevo tratamiento, que acorta el periodo de exposición y el número de sesiones. Los médicos del HUCA esperan que por la Aeroterapia pasen al año no menos de setenta pacientes. El siguiente paso, informaron los radiofísicos Diego Crelgo y Alfonso Villacee, será ampliar la técnica a tratamientos ginecológicos y de próstata, y pasar después a tórax, mama y pulmón.

El VMAT permite algunas ventajas sobre la radioterapia convencional. La primera es un mejor y más preciso dibujo de la zona afectada, salvaguardando los órganos sanos cercanos al tumor. La segunda, la posibilidad de planificar la distribución de la dosis. Dosis justas en el sitio justo. Vale para todo tipo de tumores pero como señalan Ramón Alonso y Luis Olay "no todos los pacientes necesitan un tratamiento tan sofisticado" aunque en todos los casos la radioterapia se planifique de manera personalizada.

La preparación de la Arcoterapia Volumétrica Modulada requiere más tiempo. Es un tratamiento a la carta, en milímetros. Un escáner define la zona tumoral, se contornea el área a tratar, se planifica la distribución de la dosis y se realiza una primera radiación con un maniquí, que tiene poco que ver con los de escaparate. "En realidad es un cilindro sobre el que se radia. Podemos analizar los datos de esa radiación y asegurar que la dosis va a ser la justa".

"Es una técnica que requiere mucho personal y organización entre equipos, pero nosotros no nos movemos en términos económicos", dijo ayer Miguel Javier Rodríguez, director del HUCA, en la puesta de largo de el VMAT. Dos de los aceleradores lineales del nuevo hospital permiten poner en marcha esta técnica de precisión similar a la Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT) pero que acorta la sesión de tratamiento y reduce, por tanto, que el tumor se mueva por cansancio del paciente.

En el horizonte próximo, una nueva técnica, la radiocirugía. Quizá para el primer semestre del próximo año, con la puesta en marcha del cuarto acelerador lineal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine