03 de abril de 2018
03.04.2018
ÚLTIMA HORA
ETA reconoce el daño causado y afirma que "lo siente de veras" por víctimas
Investigación

Un matrimonio muere intoxicado por monóxido de carbono en Alicante

Un escape de gas de una bombona que abastecía a la nevera del domicilio, probable causa del suceso

04.04.2018 | 03:59

Los cadáveres de un matrimonio de entre 55 y 56 años de edad fueron encontrados ayer en una casa de campo de Xixona, Alicante, según confirmaron fuentes próximas a la investigación. Los cuerpos no presentaban signos de violencia y todo apuntaba a una muerte accidental y que fallecieron mientras dormían como consecuencia de un escape de gas. Las dos hijas de la pareja los encontró ya fallecidos en torno a las 15.00 horas al llegar a la casa, preocupada porque no sabía nada de ellos. La Guardia Civil investiga las causas del suceso pero todo apunta a un escape en una bombona de gas de la nevera de la vivienda.

La pareja fallecida residía en Alicante pero tenía una casa de campo en Xixona donde solía pasar temporadas de vacaciones. En estos días se encontraban pasando unos días en el campo con motivo de la Semana Santa. La finca se encuentra en la partida Serratella, en el kilómetro 8 de la carretera CV-780 que une las poblaciones de Xixona y la Torre de les Maçanes, casi en el linde entre los dos términos municipales. En esa zona, se encuentran repartidas numerosas casas de campo, algunas de ellas sin acceso al tendido eléctrico, por lo que es habitual el uso de bombonas de gas para poder contar con ese suministro.

Algunas fuentes apuntaron a que las hijas habían ido a la casa para comprobar cómo se encontraban sus padres después de no haber sabido nada de ellos en todo el día. Al lugar fue movilizada hasta una dotación del Consorcio de Bomberos, que no llegó a intervenir, después de que la Policía Local y la Guardia Civil les confirmaran que el matrimonio había fallecido al haber accedido al interior del inmueble. Todo apunta a que la pareja pudo fallecer durante la madrugada de ayer mientras se encontraba durmiendo ajenos a lo que estaba pasando en la casa. Todas las ventanas de la vivienda se encontraban cerradas, por lo que la falta de ventilación también contribuyó al fatal desenlace.

La causa de la muerte apuntada ayer por las fuerzas de seguridad fue una intoxicación por monóxido de carbono a causa de un escape de gas de una bombona que abastecía a la nevera del domicilio. Una vez confirmado el óbito, la comisión judicial procedió al levantamiento de los cadáveres que procedió al traslado de éstos a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal para que se les practicara la autopsia, a fin de confirmar las causas de la muerte.

Los vecinos del municipio, así como de la localidad colindante de la Torre de les Maçanes conocieron el trágico suceso ayer por la tarde y las circunstancias que le rodeaban ayer por la tarde.

La provincia no es ajena a este tipo de accidentes. En el año 2010, una pareja de turistas de nacionalidad holandesa de 72 y 73 años de edad fallecieron en un camping de Finestrat como conseciencia de la mala combustión del gas propano del que se alimentaba la nevera. Los responsables de la instalación llegaron a ser imputados en su día por estos hechos, pero el juzgado de lo Penal les acabó absolviendo del delito de homicidio por imprudencia que se les imputaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine