Llanera conforma junto a Siero y Noreña el trío ganador del centro de Asturias. Su posición estratégica, inmejorablemente comunicada, en el corazón geográfico de la economía regional, conforma unas estadísticas que para sí las quisieran casi todos los concejos asturianos.

En primer lugar, Llanera es el municipio con más porcentaje de población joven de Asturias. Eso no quiere decir que se libre de la enfermedad demográfica que corroe a toda la región, pero sus centros educativos rebosan de nuevas generaciones. El índice de juventud medio de Asturias es de 41,89 mientras que el de Llanera se sitúa en 61,55, una cifra a la que solo logra acercarse Noreña (60,37) y, en tercer lugar, Siero (54,28). Si la edad media de Asturias se sitúa en 48,87 años, en Llanera es de 45,85 años. No obstante, sigue siendo más alta que la media nacional (44,1 años). Incluso los más jóvenes de Asturias son viejos en comparación con el entorno.

Llanera es un municipio que ganó población con la llegada del siglo XXI. Hasta que estalló la crisis financiera mundial el censo no paró de crecer. Llegó incluso a haber más nacimientos que muertes. Increíble en esta Asturias. Captó más de 1.700 residentes en estas dos décadas. En 2012 el concejo llegó aumentar en un 16% su población. Desde ese año, no obstante, se registró un progresivo descenso que la pandemia –con ese giro de guion sobre el implacable abandono del medio rural– parece haber obrado un nuevo cambio de tendencia. Llanera perdía población muy lentamente desde 2012, pero si en 2020 había 13.695 habitantes registrados, los últimos datos indican que ahora viven 13.790 personas en el concejo. Son apenas cien vecinos más, pero quizá la cifra esté apuntando a una revalorización de los atractivos residenciales de un concejo aún muy rural donde, además, en los últimos tiempos está creciendo la construcción de viviendas unifamiliares.

Llanera, por su conexión y paisaje, tiene encanto para vivir, pero en los polígonos industriales y en el parque tecnológico tiene además un poderoso recurso económico. De hecho, en Llanera trabajan más personas de las que viven. Hoy, hay 16.156 empleos en las distintas compañías que radicadas en el municipio. Son nada menos que 4.500 empleos más de los que había hace dos décadas, la mayoría de ellos creados en el sector servicios.