03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

El Occidente, el área más castigada por la caída de ocupación en julio

La Unión Hotelera estima que el descenso de turistas en esa zona alcanza el 35 por ciento

03.08.2007 | 02:00
Vista del puerto de Tapia de Casariego.

Sobre lo que Hostelería de Asturias no tiene dudas es acerca de lo que julio ha deparado a los establecimientos hosteleros. Según los datos facilitados, las previsiones iniciales quedaron parcialmente cumplidas, pues, aunque se llegó a la cota del 68 por ciento de ocupación, esta cifra es un punto menor a la relativa al mismo período de 2006.


Según Hostelería de Asturias, la mencionada cifra indica que «la ocupación de julio mejoró gracias a las reservas de última hora», lo cual ha tenido una incidencia significativa durante la segunda quincena del mes, que «se ha comportado mucho mejor que la primera».


En cuanto a la distribución geográfica de este porcentaje, sólo la zona centro ha presentado una leve mejoría respecto a 2006, al contrario que las zonas occidental y oriental, cuyos resultados han bajado. De todas formas, el sector hotelero del Principado reitera que «no debe cundir el alarmismo», ya que los balances realistas deben realizarse «a final de temporada», pues, tal como indican, «julio siempre ha sido un mes turísticamente irregular».


En parecida sintonía se muestra Unión Hotelera, que, a falta de hacer públicos los balances de la segunda quincena de julio, traslada la impresión de que ésta ha podido ayudar a remontar el nivel de ocupación. «Según nuestros datos, la primera quincena se cerró con un 57 por ciento de ocupación, lejos del 68 por ciento planificado. Sin embargo, la sensación que nos transmiten nuestros asociados es diferente respecto a la segunda parte del mes, por lo que esperamos cumplir las previsiones».


La Unión Hotelera piensa, sin embargo, que el mal tiempo del pasado mes pudo haber recortado la ocupación. Su vicepresidenta, María Riestra, opina que, «dado que la tendencia actual del turista es pasar menos noches en los lugares de destino, es posible que el hecho de que Asturias haya tenido mal tiempo o inestabilidad en julio hiciera cambiar los planes a muchos de ellos». La zona en la que peor efecto ha tenido el mal tiempo fue el occidente de la región, donde la Unión Hotelera cifra en 35 puntos el descenso de ocupación durante la primera mitad de julio.
Viene de la página anterior

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook