11 de abril de 2008
11.04.2008

Botox para la incontinencia urinaria

El Hospital de Cabueñes tiene previsto aplicar la nueva técnica este año

11.04.2008 | 02:00
De izquierda a derecha, los urólogos Luis Prieto, Valentín Muruamendiaraz y Luis Rodríguez Villamil.

Gijón, María IGLESIAS


La incontinencia urinaria ataca a la calidad de vida y, por tanto, origina consecuencias que los expertos en urología califican como «devastadoras». El botox es una de las nuevas líneas de tratamiento que se han establecido para atajar este problema, y que los urólogos tachan de «muy alentadora», pero sólo para un pequeño grupo de enfermos que tienen incontinencia de urgencia o poliactividad vesical refractaria a otros tratamientos.


El servicio de urología del Hospital de Cabueñes ha organizado la XVI Reunión del Grupo de Urología Funcional Femenina y Urodinámica, en la que se explican los protocolos de actuación de este nuevo tratamiento. El porcentaje de mujeres a tratar es pequeño, puesto que el tratamiento con botox requiere la inyección endoscópica, un procedimiento que se realiza en quirófano, con anestesia local o espinal.


Lo que consigue es paralizar la vejiga y evitar la urgencia y la frecuencia miccional. La calidad de vida aumenta, aunque tiene ciertos riesgos, puesto que puede provocar retenciones de orina. De momento, el procedimiento se encuentra en uso compasivo, no está como una alternativa de tratamiento establecida para la vejiga hiperactiva. El uso compasivo, según los urólogos, es esperar que desaparezca. En España ya existe un grupo con tratamiento con toxina botulímica para la hiperactividad vesical. Más de 100 enfermas están tratadas con toxinas botulímicas.


El Hospital de Cabueñes ya ha manifestado su intención de implantarlo, aunque no de momento. Según apuntó el encargado de la sección de urodinámica del Hospital de Cabueñes, Javier Rodríguez Villamil, «el centro gijonés es uno de los pocos españoles en los que se puede aplicar esta técnica».


Un centenar de urólogos de toda España y colaboradores de países europeos se dan cita en el Palacio de Congresos de Gijón para debatir, ayer y hoy, sobre los últimos avances en el tratamiento y diagnóstico de la incontinencia urinaria. Entre ellos se encuentra el urólogo Peter Rehder, quien aplicó este método en más de 900 pacientes en Austria e interviene hoy en la cita médica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook