01 de mayo de 2008
01.05.2008

Tráfico sancionó a 1.775 asturianos por exceso de velocidad en 15 días

Circular sin carné se considera delito desde hoy, tras la reforma de la ley

01.05.2008 | 02:00

Oviedo, E. P.

La Dirección General de Tráfico (DGT) sancionó a 1.775 conductores en el Principado por rebasar los límites de velocidad dentro de la campaña que comenzó el 14 de abril y finalizó el día 27 del mismo mes. La DGT realizó durante dos semanas el doble de controles de velocidad para prevenir los accidentes y así concienciar a los conductores sobre la importancia que supone respetar los límites de velocidad. El jefe provincial de Tráfico del Principado, Ignacio Campomanes, en declaraciones a «Europa Press», señaló que durante la campaña se realizó el control a 65.564 vehículos en la red viaria asturiana, de los cuales 1.775 fueron sancionados, lo que supone un 2,71 por ciento. Según Campomanes, mantener una velocidad adecuada no sólo sirve para evitar «las típicas situaciones de riesgo» sino que, además, sirve «para facilitar el mantenimiento de la distancia de seguridad y además se puede ahorrar bastante en combustible». La última reforma del Código Penal tipifica como delito contra la seguridad del tráfico rebasar los límites establecidos con excesos de 60 kilómetros por hora en ciudad y de 80 kilómetros por hora en carreteras. Por lo que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil están en la obligación de abrir diligencias y poner a disposición judicial a aquellos conductores que incurran en estas conductas al ser detectados circulando a más de 110 kilómetros por hora en zonas urbanas o travesías, a 200 kilómetros por hora en autovías y autopistas y a 170 o 180 kilómetros en el resto de carreteras según, dependiendo de que el límite esté fijado en los 90 o los 100 kilómetros por hora.


Por otro lado, hoy finaliza el plazo otorgado para que todos los conductores que circulaban hasta ahora sin carné, unos 30.000 en toda España, según los cálculos de Tráfico, pudieran sacarlo antes de que entrara en vigor la reforma del Código Penal, por la que considera delito esta circunstancia. Así, desde hoy mismo, ponerse al volante sin tener el permiso se castigará con penas de prisión de tres a seis meses o multa de carácter económico y trabajos en beneficio de la comunidad por un plazo de uno a tres meses. La Guardia Civil sorprendió en las carreteras asturianas a 262 conductores sin carné desde el 2 de diciembre y hasta el pasado día 24. Esto supone una media de cincuenta cada mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine