20 de mayo de 2008
20.05.2008

Herrero traslada al Principado la «disfunción» informática de la fiscalía

El trabajo diario se ha visto interrumpido en ocasiones por la falta de tóner en impresoras o la paralización de ordenadores

20.05.2008 | 02:00
De izquierda a derecha, José Perals, Gerardo Herrero, Rosa Álvarez, María Eugenia Prendes, Manuel Cabaleiro, María José Ramos y Jesús Canal.

Oviedo, I. RONZÓN

El fiscal superior del Principado, Gerardo Herrero, advirtió ayer a la consejera de Justicia, María José Ramos, de que es necesario mejorar el sistema informático de la fiscalía asturiana, que en ocasiones ha visto entorpecido y hasta paralizado su trabajo por falta de tóner en impresoras o fallos en ordenadores. Herrero, que puntualizó que es consciente de que Informática no depende del departamento de Ramos -es competencia de la consejería de Administraciones Públicas-, hizo hincapié en la importancia de trasladar el problema y solucionarlo «lo antes posible».


María José Ramos y Gerardo Herrero participaron ayer en la reunión de la comisión mixta Principado-fiscalía, a la que asistieron además el director general de Justicia, Manuel Cabaleiro; la secretaria general técnica, Mónica García; el jefe de servicio de Relaciones con la Administración de Justicia, Jesús Canal; la fiscal jefe de Gijón, Rosa María Álvarez; el fiscal antidroga, José Perals (en representación de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales), y María Eugenia Prendes (de la Unión Progresista de Fiscales). La comisión, que ayer aprobó la elaboración de un reglamento que regule su funcionamiento, se reunirá cada seis meses. Su primer encuentro fue el pasado diciembre.


Gerardo Herrero trasladó además a la Consejera la necesidad de mejora de algunas de las instalaciones de la fiscalía, que en Gijón pasa por la construcción del nuevo Palacio de Justicia y, en Oviedo, por el traslado de la fiscalía de menores a La Ería, que permitirá la ampliación de la sede actual. En cuanto a este nuevo local, María José Ramos puntualizó que el traslado está únicamente pendiente de «pequeños trámites», como la instalación de la línea telefónica. Además, el fiscal superior insistió en la necesidad de crear una unidad de apoyo a la fiscalía, prevista en el estatuto del ministerio fiscal, y fundamentalmente el nombramiento de un jefe de oficina, que dirija «el día a día» de los funcionarios. Ahora mismo es él quien realiza este trabajo, puntualizó, incluida la organización de las vacaciones.


La Consejera hizo también un repaso de las nuevas infraestructuras (además de Gijón y Menores), entre ellas el Instituto de Medicina Legal -en fase final antes de la construcción-, las obras en el Tribunal Superior de Justicia y abordó la importancia de la entrada en funcionamiento este año de los tres nuevos juzgados asignados a Asturias: el de primera instancia número diez de Oviedo, el de primera instancia e instrucción número diez de Avilés y el Juzgado de instrucción cinco de Gijón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine