07 de febrero de 2010
07.02.2010
Perfil

Asturias «sale a cazar el mundo»

Antonio Álvarez Pinilla, director del
primer «think tank» asturiano, promovido
por Cajastur, apuesta por buscar
en lo global soluciones para lo local

07.02.2010 | 01:00
Antonio Álvarez Pinilla, ayer, en Oviedo.

Oviedo, E. LAGAR


«Saldremos a cazar el mundo». Con esta rotunda frase resume el economista y profesor universitario ovetense Antonio Álvarez Pinilla uno de los objetivos del «think tank» (centro de pensamiento, laboratorio de ideas) que Cajastur ha creado bajo el nombre de Unidad de Análisis Económico e Innovación Bancaria (UAI). Su objetivo es pensar sobre los problemas de Asturias y abrir debates. Pero nada estratosféricos. Concretos. Y aportando soluciones. Buscando qué se puede hacer pero, sobre todo, cómo se hace. Y mirando alrededor, al resto del mundo. Rastreando en lo global la solución local, regional. Por eso, según Pinilla, salen «a cazar el mundo». Éstas son, en sus palabras, los objetivos del primer «think tank» asturiano y sus primeras reflexiones sobre la región que, en adelante, será objeto de sus desvelos. Desvelos prácticos. Lean:


l Una unidad de penetración. «Aunque un think tank se suele traducir como "depósito o fábrica de ideas", yo lo entiendo más como un tanque de pensamiento, como una unidad de penetración de ideas. Nuestro objetivo es analizar temas de interés para el desarrollo de la región y hacer ese análisis con el mayor rigor intelectual. Nuestra idea es hacer uso del talento que existe dentro y fuera de Asturias, seremos "brokers" del pensamiento».


l Una cabeza con tres patas. «La Unidad de Análisis e Innovación (UAI) de Cajastur tiene tres patas. La primera va a realizar análisis con el fin de apoyar la toma de decisiones dentro de Cajastur. En los tiempos actuales, en los que todos los negocios se han vuelto más complejos debido a la globalización, es importante disponer de una herramienta para la toma de decisiones. La segunda es una apuesta por la innovación y tiene como principal objetivo estar al día de las nuevas formas de hacer banca, es decir, analizar hacia dónde va el negocio bancario y conocer sus consecuencias antes de que se produzcan. La importancia de esta línea es fácil de entender si pensamos en los efectos que han tenido algunas de las últimas innovaciones de la moderna ingeniería financiera, como las "hipotecas basura". Asimismo, la UAI puede ayudar a la Obra Social y Cultural a identificar nuevos proyectos de I+D en la región, en la línea que ha venido teniendo la Caja con el Instituto Oncológico (IUOPA) o el European Centre for Soft Computing. La tercera pata es el "think tank", dedicada al análisis de los problemas de Asturias, a aprovechar la globalización del conocimiento. Ya no vivimos en un mundo aislado, existe una interconexión que permite aprovechar lo que otros están pensando».


l Los importante es el «cómo». «El gran reto del "think tank" está, no tanto en lo que se va a hacer, sino en cómo se va a hacer. Lo que se hace en un "think tank" es relativamente sencillo: elaborar informes y organizar jornadas de debate. Es decir, pensar y comunicar. Pero lo difícil es lograr que ese proceso tenga realmente efectos sobre la economía real. Por poner un ejemplo trivial, de poco vale que venga a Asturias Paul Krugman, de una conferencia y luego nos vayamos a tomar una sidra y que todo siga igual. Tenemos que articular un mecanismo de transmisión de ideas para aprovechar el proceso de análisis. Es necesario que las acciones del "think tank" no se conciban de forma aislada sino dentro de un flujo que permita que las reflexiones puedan calar en la sociedad. La UAI de Cajastur no pretende analizar las grandes cuestiones, a las que ya se dedican otros «think tank», que estudian las pensiones o el cambio climático; iremos a cuestiones más concretas pero con visión global».


l Asturias: ¿fuga de talentos? «No es negativo que los jóvenes salgan fuera de Asturias. Al contrario, es algo positivo. Es un reconocimiento de que hay talento en Asturias. Si ninguno de nuestros jóvenes fuese llamado para trabajar fuera, pensaríamos que no teníamos talento en Asturias, algo que sería realmente dramático. Salir fuera es enriquecedor, nos da otra perspectiva y nos amplía el horizonte».


l Asturias: ¿meca de talentos? «Es conveniente ver también la otra cara de la moneda, que supone asimismo enriquecimiento para la sociedad: en Asturias nos hemos beneficiado de la presencia de mucho talento venido de fuera de Asturias (solo hace falta ver la procedencia de algunos de los principales catedráticos de nuestra Universidad. Por tanto, más que lamentarnos por los jóvenes asturianos que trabajan fuera, lo que hay que pensar es cómo hacemos de Asturias una región más atractiva para el talento. Este debate es para mí clave si queremos realmente no perder la estela de los países avanzados. En resumen, tenemos que salir a cazar el mundo».


l Una Asturias algo ensimismada. «Es evidente que nuestra apertura al mundo es cada vez mayor, pero aún es insuficiente. Muchas veces tengo la impresión de que los debates de los temas importantes se producen casi siempre con los mismos protagonistas. Nos falta algo de frescura que espero que, al menos en parte, pueda proporcionarse desde el "think tank". Lo importante para que un debate sea enriquecedor y abra vías de solución es que los asuntos se aborden desde el mayor rigor intelectual posible, intentando que sea un debate desde el profundo conocimiento de cada tema por parte de quienes participen en el mismo».


l Problema de líderes. «En general, echo de menos una mejor articulación de la sociedad civil que le permita tener un mayor protagonismo en su propio desarrollo. Parece que vivimos instalados en la creencia de que las soluciones a los problemas tienen que venir siempre desde las políticas públicas. Cada vez estoy más convencido de que esto no es así. Algunos expertos, como mi amigo Roger Stough, han señalado muchos ejemplos de regiones que han sido capaces de dar un giro a una situación de declive económico gracias a un proyecto liderado por la sociedad civil. La gran dificultad para el éxito de estos proyectos radica fundamentalmente en encontrar esa capacidad de liderazgo».


l Asturias, la mil veces analizada. «No creo que sean necesarios más estudios globales de la región. La mayoría de estos estudios sólo ha servido para llenar estanterías (yo he sido codirector de uno de ellos). La UAI no pretende hacer un documento titulado "Asturias 2050". Nuestra intención y nuestro objetivo en esta faceta de "think tank" es estudiar temas concretos, generar el flujo de conocimiento que antes decía sobre asuntos determinados para llegar a soluciones prácticas. Se trata de abordar problemas concretos de Asturias desde un análisis realizado aprovechando el talento, el rigor intelectual, las ideas y el pensamiento que existe en este mundo globalizado».

Antonio Álvarez Pinilla


Oviedo, 1956. Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en Economía Agrícola por la Universidad de Wisconsin-Madison, doctorado por la Universidad de Oviedo. Es profesor de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Oviedo.


Álvarez Pinilla acumula una amplia experiencia en diversos campos, desde la I+D (gerente en el Centro Europeo de Soft Computing) hasta el mundo académico o de la Administración regional, donde trabajó en el Serida. Tiene experiencia en consultoría a nivel internacional, en el Banco Mundial y CEPAL, y es editor asociado de las prestigiosas revistas «Agricultural Economics» y «Journal of Productivity Analysis».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine