01 de mayo de 2010
01.05.2010

Cornellana se prepara para el primero

La localidad salense estrena la Casa del Río y abre la XII Feria del salmón a la espera de poder subastar hoy el campanu

01.05.2010 | 02:00

Cornellana (Salas),


Lorena VALDÉS


«¡Este año con esas luces tan llamativas de la Casa del Río de La Rodriga ya verás cómo vienen los salmones!». No se habló de otra cosa. La subasta del campanu, el primer salmón de la temporada pescado en los ríos de Asturias, que se celebra hoy, a la una de la tarde, en el monasterio de San Salvador de Cornellana (Salas), fue el asunto central de las conversaciones de políticos y pescadores ayer en la inauguración de la XII Feria del salmón de la localidad salense y también de la apertura de la Casa del Río. Unos y otros confían en que, tras un mes y medio de temporada de pesca sin muerte, la nueva normativa del Principado dé frutos y los ríos asturianos regalen varios salmones a lo largo de la jornada en la que el semáforo del salmón con muerte se pone en verde. Optimismo y expectación fue la tónica general de un encuentro en el que se repitió insistentemente la idea de «unidad para la conservación de la especie».


«Son tiempos de cambios para la pesca del salmón en Asturias y las adaptaciones no son fáciles, pero las modalidades de pesca con muerte y sin muerte están llamadas a convivir irremediablemente para proteger la especie. Éste ha sido un año especial». Así lo afirmó ayer el consejero de Medio Ambiente, Francisco González Buendía, en las instalaciones de la Feria en la que participan 30 expositores y cuyo hilo conductor en esta edición es el desarrollo sostenible en torno al río.


El Consejero, que estuvo acompañado de la viceconsejera Belén Fernández y el director general de Biodiversidad y Paisaje, José Félix García Gaona, aprovechó su intervención también para criticar a «quienes han calificado de fracaso este mes y medio de temporada de pesca sin muerte porque los pescadores no han frecuentado el río. Hay dos cuestiones claras: en nuestros ríos hay salmones y nos gusta pescar, el resto son circunstancias».


El director de Asturpesca y teniente de alcalde de Salas, Alberto Díez de Tejada, ejerció de anfitrión con los asistentes y adelantó que «quizá mañana haya problemas para identificar qué salmón es el campanu porque estoy seguro de que saldrán varios peces a la vez en los distintos ríos». No obstante y a pesar de sus optimistas previsiones, Díez de Tejada reconoció cierto nerviosismo y bromeó con los presentes: «Si pudiera, tendría un campanu preparado por si acaso». «Tranquilo, que mañana sale seguro», le tranquilizó el alcalde José Manuel Menéndez en un aparte. Para el director de Asturpesca «esta gran fiesta de inicio de la temporada tiene tanto éxito porque es un acto de asturianía; todos los asturianos sentimos el campanu como algo muy nuestro».


Por su parte, el alcalde de Salas reconoció que «el Principado ha dado pasos muy importantes para racionalizar las capturas, por ello me sorprende que haya pescadores que estén en contra de la normativa. ¿No se dan cuenta que si matamos la gallina, se acabaron los huevos de oro?». Todos coincidieron en que «es una temporada crucial para el futuro del salmón».


Y precisamente el salmón es también el absoluto protagonista de la Casa del Río, el innovador museo al aire libre dedicado a la especie y el río ubicado en el centro de precintaje de La Rodriga, que se inauguró ayer con el objeto de añadir un nuevo atractivo turístico para la zona, por su enclave privilegiado y su llamativa imagen. El delegado del Gobierno, Antonio Trevín, destacó que «se trata de un equipamiento singular con un escaso coste de mantenimiento. Lo que en esta época de crisis económica es muy importante». «Cuando "Paca" y "Tola" envejezcan y dejen las revistas del corazón, a Asturias le quedará el salmón», concluyó el Alcalde deseoso de que mañana en Cornellana repiquen las campanas para anunciar que ya hay campanu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook