21 de noviembre de 2010
21.11.2010
La Nueva España
El futuro de la gestión de residuos en Asturias

Cogersa duplica el vertedero de Serín y hace sitio a la incineradora

Los ecologistas afirman que la ampliación de la instalación confirma que la planta para quemar basura es innecesaria

21.11.2010 | 01:00
Vertedero central de Cogersa, en Serín.

Oviedo, R. L. MURIAS


El Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) avanza en la ampliación de sus instalaciones del vertedero de Serín para hacer sitio a la instalación de la nueva planta incineradora y al resto de equipamientos recogidos en su plan de futuro. Así, Cogersa ha iniciado la tramitación ambiental de un «plan territorial especial supramunicipal para un área de tratamiento centralizado de residuos de Asturias» (PTEE), lo que significa que el proyecto de ampliación del vertedero precisa una compleja tramitación al desarrollarse en terrenos de cuatro concejos -Gijón, Corvera, Llanera y Carreño- regidos por distintas normas urbanísticas. Ahora, la planta de tratamiento de residuos cuenta con un régimen urbanístico propio.


Con la aprobación del PTEE, el centro de tratamiento donde se concentran las basuras de todos los asturianos pasará de tener una superficie de 217,5 hectáreas a 440 (cada hectárea equivale aproximadamente al terreno que ocupa un campo de fútbol). Así, el vertedero central de Asturias podrá concentrar todas las plantas de gestión y tratamiento de residuos y basuras. Además también se ubicarán en Serín la instalación de secado de lodos, la de biometanización y la de basura bruta previstas para el año 2015.


Uno de los nuevos vertederos que se construirán, que tendrá una superficie de 321.000 metros cuadrados, se destinará al almacenamiento de residuos de construcción, uno de los desechos que peor salida tienen. El otro vertedero, de menor superficie (109.000 metros cuadrados) no tiene definida aún su utilidad, pero Cogersa niega que se vaya a destinar a acumular las escorias derivadas de la quema de residuos, una vez que la planta incineradora entre en funcionamiento, previsiblemente a finales de 2015. «Se sigue manteniendo la prioridad de reciclar las escorias y que se destinen a firme de carreteras», aseguraron ayer desde Cogersa. Sin embargo, desde la Coordinadora Ecologista de Asturias afirman que esta ampliación es «la prueba irrefutable de que el vertedero no se termina en 2015; hay terrenos suficientes para crecer si hubiese intención de hacerlo», asegura Fructuoso Pontigo, portavoz del colectivo ecologista. La capacidad del vertedero de Serín se agotará en 2015, según los cálculos que se hacen desde Cogersa; sin embargo, los ecologistas siempre han defendido que Cogersa disponía de terrenos suficientes para ampliar la vida del vertedero si «hubiese intención de hacerlo». Los grupos ecologistas habían propuesto la ampliación del vertedero para retrasar el proyecto de la incineradora, que rechazan por contaminante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook