25 de mayo de 2011
25.05.2011

Detenido un pederasta por presionar a 4 niñas de Oviedo para desnudarse en internet

El acusado, un universitario de Barcelona, usaba la foto de un menor de 11 años para contactar con otros de esta edad a través de la red Tuenti

25.05.2011 | 02:00
Página de inicio de la red Tuenti.

Oviedo, M. J. IGLESIAS


El Juzgado de instrucción de Barcelona decretó ayer el ingreso en prisión de un pederasta que actuaba en internet y que ha sido descubierto gracias a las investigaciones realizadas por la Policía Nacional en Oviedo. Los agentes dieron con la pista del joven, de 29 años, natural de Baleares y estudiante en una Universidad de Barcelona, tras las denuncias realizadas por cuatro niñas de Oviedo, a las que llegó a presionar para que se desnudaran ante la cámara del ordenador, según el relato de los hechos. Para contactar con sus víctimas, el joven empleaba la red social de internet Tuenti, una de las más utilizadas por los niños y adolescentes. El acusado elegía niñas de 11 años.


Hace unos meses el grupo de delitos económicos y tecnológicos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Oviedo inició una investigación para determinar la identidad y detención de un posible pederasta que estaba operando a través de Tuenti.


En las dependencias del grupo de investigación se recibieron varias denuncias en las que los padres de las niñas informaban de un posible delito de corrupción de menores a través de internet al comprobar que sus hijas estaban recibiendo imágenes de alto contenido sexual.


Al parecer, las jóvenes habían contactado a través del Tuenti con alguien que decía ser un menor de 11 años y que, efectivamente, aportaba una fotografía de un niño que se correspondía con esa edad, pero que no se dejaba ver cuando contactaban a través de las cámaras.


La investigación determinó que en realidad se trataba de un hombre de 29 años que había usurpado la identidad de un niño real para ganarse la confianza de las pequeñas. Con algunas de ellas llegó a mantener una relación no sólo a través de la red sino también telefónica, que prolongó durante tres meses.


El grupo de delitos económicos y tecnológicos consiguió detectar y centrar al pederasta en un Colegio Mayor barcelonés y tras contactar con la brigada provincial de Policía judicial de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña procedió a la detención y puesta a disposición del Juzgado del encausado, que fue ingresado en un centro penitenciario. Una primera aproximación, hasta que se confeccione el informe pericial del ordenador que fue intervenido, apunta a que el número de víctimas podría superar la centena. Ante la actuación de lo que calificó ayer de «auténticos depredadores», la Jefatura Superior de Policía de Asturias indicó una serie de medidas que deberían adoptar padres e hijos menores para acceder a internet. Uno de los consejos es extremar la vigilancia sobre los contactos cibernéticos que mantienen los menores.


Un portavoz del cuerpo de seguridad indicó que aunque siempre se ha pensado que los mayores peligros para los niños estaban en el exterior de la casa, ahora también corren importantes riesgos sentados tranquilamente frente a un ordenador. La Policía aconseja a los padres que extremen la vigilancia sobre las páginas que ven sus hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook