22 de octubre de 2011
22.10.2011
 

El Supremo anula el nombramiento de 161 mandos del Principado por designarse a dedo

El Tribunal desestima un recurso interpuesto por el Gobierno de Areces y hace firme la decisión del TSJA

22.10.2011 | 02:00

Oviedo, J. E. M.


La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha ratificado -en una sentencia fechada el 14 de julio de 2011, que acaba de ser notificada- la anulación del sistema de libre designación de 161 puestos de jefatura de servicio y de área del Principado. Según recoge el fundamento de derecho número dos de la sentencia, se anulan, por haber sido nombrados a dedo, 154 puestos de funcionarios y 7 de personal laboral, a los que podrían haber optado los demandantes, cuatro miembros del colectivo Conceyu por Otra Función Pública en Asturias.


El Tribunal Supremo asume en todos sus términos la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias el 30 de abril de 2009, un fallo contra el que los servicios jurídicos del Principado, ya durante el Gobierno de Vicente Álvarez Areces, habían interpuesto un recurso de casación. El fallo del Supremo hace firme la anulación de las designaciones y abre la puerta a reclamar su ejecución. Y, aunque las designaciones fueron llevadas a cabo por el anterior Gobierno del PSOE, Conceyu vuelve la vista hacia el actual Ejecutivo de Francisco Álvarez-Cascos y pide a Foro Asturias que cumpla sus promesas electorales, «así como las declaraciones efectuadas por el presidente, Francisco Álvarez-Cascos, en su discurso de investidura». Foro prometió atajar la libre designación y dar prioridad a fórmulas de selección de personal «más justas». «De hecho», señalan desde Conceyu, «los responsables de la función pública asturiana», que dependen de la Consejería de Hacienda y Sector Público, en manos de Ramón del Riego, «en sus comparecencias ante la Junta General, señalaron que se acatarían las resoluciones judiciales sobre el uso excepcional y motivado de la libre designación para puestos concretos y singulares en los que concurran funciones o elementos de especial responsabilidad y confianza, sin generalizarlo para determinadas categorías».


Conceyu por Otra Función Pública advirtió ayer de que de no cumplirse la sentencia del Tribunal Supremo de forma voluntaria pedirá la ejecución forzosa en vía judicial.


El revés del Supremo a la política de función pública diseñada por la Administración regional de Vicente Álvarez Areces no es nuevo. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ya había anulado, hasta en cuatro ocasiones, una convocatoria de puestos de altos funcionarios del Principado por haber sido designados a dedo. Los tribunales han cuestionado la predilección que ha mostrado hasta ahora la Administración regional por el sistema de libre designación frente al concurso de méritos y han declarado ilegales los métodos utilizados para cubrir alrededor de trescientos puestos de jefes de servicio, coordinadores, asesores y similares. En el punto de mira, la antigua Consejería de Administraciones Públicas que dirigía la socialista Ana Rosa Migoya. El Principado (anterior Gobierno) ha recurrido, también en casación ante el Tribunal Supremo, el resto de resoluciones condenatorias cosechadas en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído