25 de septiembre de 2012
25.09.2012
40 Años
40 Años

Agroganadería se compromete a urgir el pago de los daños del lobo a la ganadería

La consejera María Jesús Álvarez ha anunciado la revisión del Plan de Recuperación del Oso Pardo, una vez transcurridos diez años desde su aprobación

25.09.2012 | 15:14

La consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, ha subrayado hoy el compromiso de su departamento para pagar "de forma urgente" los daños ocasionados por el lobo a la cabaña ganadera y ha recalcado que espera que los pagos adeudados se puedan resarcir este año.

Álvarez ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia en la Junta General del Principado a petición del grupo popular para informar de la situación del oso, el lobo y el urogallo en Asturias.

"Necesitamos de forma urgente hacer frente a los daños y este compromiso de la Consejería queríamos hacerlo antes de que finalizara el año", ha afirmado.

Ha apuntado que una prioridad de su departamento pasa por articular un sistema que permita que el pago de los daños se haga de forma rápida y ágil ya que entiende que la tardanza en los mismos genera malestar.

No obstante, ha observado que lo necesario es reducir el número de daños y sobre todo que no se produzcan, que es lo que realmente quieren los ganaderos, según ha resaltado.

Por ello, ha anunciado que la Consejería ultima un programa de actuación sobre el lobo que incluirá el número de ejemplares autorizados a abatir en el último trimestre de este año y todo 2013.

Este programa será presentado ante el Consejo Consultivo del Lobo, que se reunirá el próximo 9 de octubre, y del que forman parte todos los sectores interesados en la gestión de la especie.

El siguiente paso, según anunció la titular de Agroganadería, será abordar "de manera inmediata una actualización del plan de gestión del lobo".

María Jesús Álvarez ha destacado que la falta de gestión del anterior Gobierno ha traído como consecuencia "un incremento notable de los daños" en la cabaña ganadera.

Además, el nuevo equipo de la Consejería se encontró con una deuda acumulada por impago de indemnizaciones desde agosto de 2011.

Ha afirmado que ambos factores han generado un enorme malestar entre los ganaderos que "este Gobierno comprende perfectamente".

Según los datos que existen desde la aprobación en 2002 del plan de gestión se han abatido 148 ejemplares, a los que hay que sumar otros 137 que han muerto por diversas causas de origen humano, lo que supone una mortalidad anual que ronda los 28.

En el último trienio se ha visto afectadas una media anual de 3.550 reses mientras que el valor de las indemnizaciones se ha situado en este periodo en una media próxima a los 960.000 euros.

Por otro lado, la consejera ha anunciado la revisión del Plan de Recuperación del Oso Pardo, una vez transcurridos diez años desde su aprobación para una población que según los últimos estudios la sitúan en torno a los 200 ejemplares.

Desde su punto de vista, habrá que analizar el área de distribución actual, las zonas críticas y un protocolo de actuación ante ejemplares problemáticos.

En relación a estas palabras, el diputado de Foro Juan Ramón Campo ha criticado que no existiera ningún "plan de emergencia riguroso" para tratar situaciones límites como la que ocurrida con la muerte de un oso en Porley (Cangas del Narcea) que falleció tras caer en un lazo trampa.

La diputada del PP Victoria Delgado ha censurado también la actuación del equipo de rescate de este oso que, a su juicio, "fue deficiente", mientras que la consejera ha rechazado esta acusaciones y ha recordado que la principal causa de la muerte del plantígrado fue que cayó en un lazo de un cazador furtivo.

El diputado de IU Aurelio Martín ha afirmado que en la gestión del lobo durante los últimos diez años en Asturias destaca "la improvisación y el voluntarismo sobre el rigor".

En relación con la recuperación del urogallo, especie en peligro de extinción, la consejera ha indicado que pese a los numerosos estudios y actuaciones realizadas estos años la situación de la población "es muy preocupante", puesto que no existe una tasa de reproducción adecuada, por lo que el número de ejemplares que anualmente se incorporan es escaso.

Álvarez ha anunciado que la consejería iniciará los trámites para la redacción y posterior aprobación mediante decreto de un plan de recuperación del urogallo cantábrico.

Asimismo, está previsto realizar prospecciones sobre el censo durante este otoño.

El diputado socialista Marcelino Líndez ha resaltado la "sensibilidad" del Gobierno regional en la recuperación de las especies en peligro.

Por otra parte, la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies y la Asociación para la Conservación y estudio del lobo "ASCE" han criticado, en un comunicado, las batidas del lobo llevadas a cabo en el monte Llosorio que, a su juicio, "obedecen a políticas improvisadas del Principado y no a criterios técnicos".


EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído