23 de diciembre de 2016
23.12.2016

Pedrea para Tazones por salir en la tele

El pueblo donde se rodó el spot siguió "ansioso" el sorteo, que premió las papeletas de la comisión de fiestas

23.12.2016 | 01:45
Xicu Díaz, Xeila Batalla y Gacel Sánchez, con las papeletas de San Roque y siguiendo el sorteo.

En Tazones, por eso de haber sido el escenario principal del rodaje del anuncio de la lotería de Navidad, ayer se vivió el sorteo con especial expectación. Aunque confiaban que el spot les hubiera dado más suerte. Se han tenido que conformar con un pequeño pellizco. La Comisión de Festejos de San Roque, que jugó el 37.313, se lleva 120 euros por cada décimo al coincidir las dos últimas cifras con el Gordo. En resumen: por participación han tocado 24 euros.

Xicu Díaz es su presidente y reconoce que va a ser un empujón para la comisión pues está convencido de que les ayudará a vender más lotería. "Es un número muy solicitado. Siempre se agota", apunta.

Lamenta no lograr un premio mayor porque sí tuvo premio el 37.312. "Se vivió con más expectación el sorteo, por todo el movimiento que hubo de lotería, que se acabó. La gente compró muchísimo más", apuntó Díaz. "Se confiaba en que el anuncio trajera la suerte. La gente tenía ilusión", agregó Gacel Sánchez, tras la barra de La Tortuga. Por lo que reconoce que "quedó ese amargor de boca..."

"Se vivió con ansiedad, porque se rodó aquí el anuncio y hubo una venta masiva de lotería. No quedó nada", comentó otro vecino, Ladi Victorero. Aunque reconoce que él llevaba 20 décimos y papeletas, "como todos los años". No jugó más por el gancho del spot. Pero tiene claro que "la espera de ver el anuncio fue lo que creó más ilusión".

A su lado, Justino Miravalles comentó que en esta Navidad no ha tenido más entusiasmo que en otras, aunque también llevaba lotería. El gijonés Gerardo Alonso admitió que "fue un poco más especial y se vivió con más ilusión". Aunque Marian Alonso no estuvo muy atenta al sorteo, admite que "había ilusión y se vendió mucho".

En el otro escenario principal del anuncio, la sidrería La Ballera, en Villaviciosa, se tomaron su habitual descanso semanal de los jueves y ayer estaba cerrado. Aquí también se disparó la venta de décimos porque la gente quiso probar suerte en el bar en el que la protagonista del anuncio, Carmina, celebró la que creía que había sido su fortuna. De hecho, se agotó en poco tiempo y llegaron a acudir autobuses de fuera de Asturias para tentar a la fortuna. Pero no hubo suerte.

No la hubo en la Ballera, pero sí se la dio la lotera, Belinda Marqués, al Café del Sol, con un décimo del segundo premio: 125.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook