02 de febrero de 2017
02.02.2017

Temporal en Asturias: Una fuerte borrasca agitará el viento y el mar en toda la región

Meteorología prevé rachas de hasta 130 kilómetros por hora y fuerte oelaje entre hoy y mañana

02.02.2017 | 02:03

El temporal viento revuelve la meteorología. Asturias recibió esta madrugada a una borrasca atlántica que de aquí al domingo, empezando hoy y sobre todo mañana, dejará sobre la mayor parte de la región viento violento y a su estela mala mar, pero también lluvia. El entorno de la Cordillera, los Picos de Europa y el Suroccidente ya se ha despertado hoy bajo los efectos de los primeros embates de un temporal que justifica, a los ojos de la Agencia Estatal de Meteorología, una alerta naranja por el riesgo "importante" de que las rachas del Oeste y Suroeste alcancen durante la madrugada y la mañana de hoy velocidades máximas de hasta 110 kilómetros por hora que podrán llegar mañana por la noche a 130 en toda la Asturias interior. Para hoy, el nivel de aviso por el vendaval todavía es inferior en el litoral occidental y todo el área central interior de la región, donde las ráfagas más intensas pueden llegar a los ochenta por hora, pero eso es sólo el principio. Simultáneamente, la costa entera también empieza a sentir los efectos de la borrasca y se mantiene hoy bajo el nivel de riesgo amarillo por un temporal marítimo que promete levantar olas de cinco metros hoy y de hasta siete mañana.

Era así la situación prevista en tierra y en la mar para hoy. Si se cumpliera, una levísima tregua haría amainar mínimamente el viento esta tarde, pero daría paso a lo peor de la ventolera y sobre todo al fuerte oleaje durante esta tarde-noche y la jornada completa de mañana. Toda la región, salvo la franja litoral oriental, estará la próxima madrugada en alerta naranja por la posibilidad de que el viento supere los cien kilómetros por hora, con previsión de rachas más intensas en el interior -hasta 130 kilómetros por hora- que en la costa, donde la velocidad máxima es de 110, con lo peor del episodio ventoso previsto para la noche del jueves al viernes. La costa entera eleva paralelamente el nivel del peligro y permanece bajo aviso del mismo color por la posibilidad de que las olas se levanten de cinco a siete metros. Los sistemas de previsión del oleaje de Puertos del Estado alertan de que el pico más alto del episodio marítimo coincidirá con las primeras pleamares de hoy y mañana, lo que puede agravar los efectos del extremo oleaje en la costa, aunque afortunadamente, añaden, "esta sobreelevación del nivel del mar se va a producir en mareas muertas".

El episodio de tiempo revuelto no trae frío, pero sí lluvia. Las temperaturas seguirán siendo suaves para el invierno, con las máximas de hoy en 17 grados y las mínimas de las principales localidades en cinco -ayer los termómetros marcaron siempre valores positivos, incluso en las alturas de la Cordillera-, pero vuelve el agua. La Aemet adelanta precipitaciones de aquí al domingo. Según las zonas serán leves, intermitentes o posiblemente tormentosas, pero marcarán lo que queda de semana con la cota de nieve detenida al final de la jornada de hoy en el entorno de los mil metros y a partir de entonces alguna oscilación que no la subirá, de aquí al domingo, más allá de los novecientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook