07 de abril de 2017
07.04.2017

Una decena de entidades conservacionistas abandonan el comité consultivo del plan del lobo

Los controles de población de cánidos se llevan a cabo sin finalidad alguna, subrayan

07.04.2017 | 11:31

Una decena de entidades conservacionistas asturianas han comunicado su renuncia a participar en el comité consultivo del plan de gestión del lobo en Asturias debido a la "anómala situación actual" que ha generado "una política de gestión del lobo errática e irracional por parte del Principado de Asturias en los últimos años".

En un comunicado, los diferentes colectivos han señalado que "en las actuales circunstancias" consideran "inútil" su participación en el comité.

La entidades que suscriben esta decisión son: la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo (Ascel), la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, Ecoloxistes n'Aición d'Asturies, el Grupu d*Ornitoloxía Mavea, la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, el Colectivo Ecologista de Avilés, la Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad (Anadel), la asociación Prolobos Asturias, la asociación Geotrupes y SOS Cuideiru.


Los colectivos ecologistas han mostrado su disconformidad con la modificación en 2015 del plan de gestión del lobo que "ha sancionado los controles de la población de lobo como el eje de la política de gestión y conservación de la especie en Asturias". Según han asegurado, esta política se ha instaurado "contra todas las evidencias empíricas disponibles" al mismo tiempo que la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, "reconocía recientemente que jamás se han evaluado los controles letales de lobos sobre su posible eficacia a la hora de rebajar los daños al ganado".


"Una evaluación que el Principado considera innecesaria, ya que los controles no se llevan a cabo con finalidad alguna, tal y como reconoce de manera asombrosa la propia administración", añaden los conservacionistas.


En esa misma línea, apuntan que al "absurdo" de este planteamiento se le une un sistema "inadecuado y obsoleto" de compensaciones por los daños cometidos por el lobo y que, además, "desatiende a los colectivos y profesionales más comprometidos con la ganadería y la conservación de la naturaleza".


Por último, critican que esta política haya "desembocado en una violenta exhibición pública de múltiples cadáveres de lobos matados furtivamente y mutilados en distintos lugares de Asturias" y han anunciado su intención de seguir trabajando por "defender la especies y su entorno en otros foros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído