20 de junio de 2017
20.06.2017

Medio Ambiente advierte de niveles altos de ozono en Oviedo y Mieres

Las elevadas temperaturas afectaron este fin de semana al funcionamiento de los analizadores de Lugones y Mieres, donde los datos han sido invalidados

20.06.2017 | 21:29

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente advierte de que desde la jornada de ayer, día 19, se han registrado niveles altos de ozono en algunas estaciones de control de la red oficial, especialmente de las zonas de Oviedo y Mieres. Si bien se trata de datos todavía provisionales, pendientes de validación, la normativa sobre calidad del aire exige avisar a la población.

Este ha sido el caso de las estaciones ovetenses de Purificación Tomás, que ha registrado un máximo de 196 microgramos/m3 a las 16:00 horas, y de la Plaza de Toros, con un máximo de 188 a las 17:00 horas. A esa misma hora, en la estación de Mieres se ha alcanzado el valor de 181 microgramos/m3.

El ozono es un contaminante secundario que se genera como consecuencia de reacciones químicas entre compuestos orgánicos y óxidos de nitrógeno que están presentes en la atmósfera en gran medida por las emisiones de los vehículos. Para que se produzca es necesaria la presencia de luz solar (reacciones fotocatalíticas), de modo que a mayor radiación, mayor producción de ozono. El ozono puede producir irritación de las mucosas de los ojos y de las vías respiratorias, lo que convierte a los niños y a las personas asmáticas o con problemas respiratorios en especialmente vulnerables. Por ello, y como medida de precaución, se recomienda que las personas más sensibles permanezcan en el interior de edificios y viviendas y eviten realizar ejercicio físico en el exterior en las horas de máxima insolación.

Las características meteorológicas de estos días, con temperaturas muy altas e intensa radiación solar favorecen la presencia de este contaminante en la atmósfera. No en vano, se observan niveles bajos por la noche que van aumentando a partir de las 9:00 horas, alcanzándose máximos en las horas centrales del día. A esta situación se suma la elevada estabilidad atmosférica, con altos gradientes térmicos que dificultan que los contaminantes se dispersen.

Los técnicos han informado, no obstante, de que en algunos casos se han alcanzado temperaturas muy elevadas en algunas estaciones por la incapacidad del equipo de aire acondicionado para mantener la temperatura interior en los márgenes adecuados para un correcto funcionamiento de los analizadores de ozono. Este ha sido el caso de la estación de Mieres, que registró datos erróneos el pasado sábado de 12:30 a 18:30 horas y el domingo de 12:00 a 18:45 horas, y también el del analizador de la estación de Lugones, en el que se han tenido que invalidar los datos del último domingo de 15:45 a 17:15 horas.

Mañana, miércoles, se actualizará la información en cuanto se tengan los datos validados por los técnicos responsables de la red de calidad del aire.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído