07 de abril de 2018
07.04.2018

Hallada muerta en los Picos una hembra de quebrantahuesos

La Guardia Civil investiga las causas del fallecimiento del animal, liberado en 2016 y cuyo cadáver apareció en Peñamellera Alta

07.04.2018 | 00:11
El cadáver de "Julia".

Uno de los quebrantahuesos liberados en el parque nacional de los Picos de Europa hace dos años, ha sido localizado muerto en Peñamellera Alta por técnicos de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), que capitanea el proyecto para reintroducir esta especie en la Cordillera Cantábrica, donde se extinguió hace sesenta años. Se trata de "Julia", hembra cedida por el Gobierno de Aragón.

Funcionarios del Gobierno del Principado de Asturias levantaron acta del hallazgo y recogieron muestras, que fueron depositadas en dependencias de la Guardia Civil. Muestras biológicas están siendo trasladadas al Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC) dependiente del CSIC para realizar una analítica completa.

La Guardia Civil ha abierto diligencias e investiga las causas de la muerte del ejemplar y se trabaja en el lugar del hallazgo con el fin de recabar pruebas y esclarecer las causas de la muerte. Es el segundo ejemplar de esta especie hallado muerto este año en los Picos, pues el pasado mes de enero se localizó en Cantabria el cadáver de "Quebrantina", otro de los ejemplares de quebrantahuesos llegados de los Pirineos en el marco del proyecto LIFE+ "Red Quebrantahuesos". Era también una hembra, en marzo de 2015 en el Centro de Cría en Aislamiento Humano de Zaragoza y liberada en el parque nacional el 31 de julio de 2015. Hasta el momento se han liberado en los Picos 17 quebrantahuesos:

"Deva" y "Leoncia" en 2010
"Atilano" en 2012
"Güeña", "Biziele" y "Chloe" en 2014
"Esperanza" y "Quebrantina" en 2015
"Cares", "Vitorina", "Jana", "Julia" y "Escudero" en 2016
"Nicolás", "Carlota", "Centenaria" y "Pilar" en 2017.

Cinco, todas hembras, han muerto: "Leoncia", por causas naturales; Chloe y "Güeña", por el ataque de un águila, y las ya citadas "Julia" y "Quebrantina".

Superado ya el ecuador del proyecto LIFE+ "Red Quebrantahuesos", la evolución de la especie en este parque nacional, un territorio donde llevaba extinguida más de 60 años, es considerada "muy positiva" por la FCQ, ya que: sobreviven 12 de los 17 ejemplares liberados hasta el momento; se constató la formación de la primera unidad reproductora en 2017 y 2018, sin éxito en ambos casos; se intensifica el efecto llamada que se manifiesta en la mayor presencia en los Picos de Europa de ejemplares divagantes pirenaicos, como por ejemplo "Casanova", que es pareja estable de "Deva" desde hace dos años.

La FCQ ha insistido en todo momento en que la recuperación del quebrantahuesos en los Picos de Europa es un proyecto "a medio plazo", en el que son necesarios todavía varios años de trabajo continuado para que se confirme la creación de un núcleo fundador, que se estima en un número mínimo de 12 a 15 unidades reproductoras. Y subraya que el número de bajas en la vida salvaje es también muy elevada en los primeros años de vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído