16 de octubre de 2018
16.10.2018

Amancio Ortega dona tres equipos para el diagnóstico por imagen y de radioterapia a Asturias

La donación para estos aparatos, destinados al HUCA, asciende a casi 5,5 millones / Es el segundo acuerdo que desarrolla el protocolo suscrito entre la institución y el Sespa, que prevé la entrega de 6,7 millones para material médico

16.10.2018 | 13:33
El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Amancio Ortega (FAO), José Arnáu, estrecha la mano del presidente del Principado, Javier Fernández, en presencia del consejero de Sanidad, Francisco del Busto, y del gerente del Sespa, José Ramón Riera.

El Gobierno de Asturias y la Fundación Amancio Ortega han firmado esta mañana un convenio que permitirá comprar tres equipos para el diagnóstico por la imagen y radioterapia de altas prestaciones por valor de casi 5,5 millones. Se trata de un acelerador lineal y un software, una resonancia magnética de 3 Teslas y un dispositivo intraoperatorio de radioterapia, destinados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que estarán instalados y calibrados en el primer trimestre de 2019.

Este es el segundo de los acuerdos que desarrolla el protocolo de intenciones suscrito entre la institución y el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), que prevé la donación de 6,7 millones para la adquisición de material médico.

La incorporación de estos aparatos de vanguardia representa un importante avance en el ámbito de la oncología radioterápica y contribuyen a ofrecer una asistencia de mayor calidad a la población asturiana. Permitirán, además, aplicar nuevas técnicas de tratamiento y reducir los tiempos de espera, lo que supone un salto cualitativo en el cuidado de los pacientes.

Aparatos ya operativos

El primer convenio, por importe de casi 1,2 millones, permitió la compra de cuatro mamógrafos digitales que ya están plenamente operativos: dos de ellos dotados con tomosíntesis para los hospitales de Jarrio (Coaña) y Valle del Nalón (Langreo), y otros dos, similares a los anteriores, que incluyen además dispositivos de biopsia estereotáxica, para los hospitales universitarios de San Agustín (Avilés) y de Cabueñes (Gijón).

Tras la incorporación de estos mamógrafos, las ocho áreas sanitarias de Asturias disponen de mamógrafos digitales con tomosíntesis, lo que permite filtrar con mayor seguridad los falsos casos positivos, disminuir la radiación que reciben las pacientes y desarrollar el proceso con mayor rapidez.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook