10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Los montañeros aplauden la negativa de la Guardia Civil a cobrar por los rescates

El director del cuerpo señala en unas jornadas en Jaca que conviene más realizar campañas de concienciación: "Hay que salvar vidas"

10.11.2018 | 00:43

"Venimos diciéndolo desde 2010, no deben cobrarse los rescates de montaña, ahora solo hace falta que la administración regional haga caso", aseguró ayer Manuel Taibo, vocal de seguridad de la Federación Asturiana de Montaña. Taibo aplaudió las palabras del director general de la Guardia Civil, Félix Azón, con motivo del cierre del I Congreso de Gendarmerías Especializadas en Rescates en Montaña. Azón aseguró que la Guardia Civil no tiene previsto reabrir el debate sobre la posibilidad de cobrar las operaciones de rescate que llevan a cabo, ni siquiera en los casos que deriven de actuaciones imprudentes de las personas que son auxiliadas por los especialistas en montaña del Cuerpo.

Félix Azón añadió que "cobrar por los rescates no está encima de la mesa", y que tienen claro que "hay que salvar vidas y que lo de cobrar, en estos momentos no". No obstante, admitió que las imprudencias se encuentran entre las principales causas de los accidentes, por lo que incidió en la necesidad de promover campañas de concienciación desde las federaciones y los municipios de montaña para advertir de los riesgos derivados de la práctica del montañismo. En lo que va de año la Guardia Civil ha llevado a cabo 803 rescates, con 83 muertos, 510 heridos y 624 ilesos.

Manuel Taibo aseguró que en la opinión de no cobrar los rescates "confluyen no solo los expertos en derecho, sino también el Greim y las federaciones de montaña". Y es que, no solo hay razones morales para no cobrar, sino también técnicas". El cobro de los rescates puede retrasar fatalmente la petición de socorro en caso de accidente de montaña. "Lo que hace falta son campañas de prevención", añadió este experto en seguridad en montaña.

Los últimos datos conocidos en Asturias es que se estaban tramitando ocho expedientes de cobro de rescates. El más conocido es el de un escalador avilesino que se accidentó mientras escalaba el Urriellu y al que se impusieron casi 6.000 euros. El motivo, que estaba realizando una actividad de riesgo, de las más de treinta que se incluyen en la ley de tasas. El escalador recurrió ante un juzgado de lo contencioso de Oviedo que rechazó sus pretensiones, al considerar que el Principado tiene competencias para el cobro. "Se trata de una cuestión política", añadió Taibo.

El Principado se planteó ampliar el cobro de rescates también a senderistas y cazadores. Por el momento no se han tomado decisiones. La Federación de Montaña mantiene que no debe cobrarse y que debe haber más formación para los usuarios de la montaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook