26 de enero de 2019
26.01.2019
Las víctimas del temporal | Florentino Rodríguez

"Le gustaba mucho pescar, antes iba todos los días"

El lavianés fallecido, que vendía huevos en la calle, "tiraba para Lloreo a ver a los animales aunque lloviese o hiciese frío"

26.01.2019 | 00:41
José Antonio Rodríguez, junto a un amigo y el féretro de su hermano, ayer.

Muchos fueron los que preguntaban ayer por Florentino Rodríguez en Laviana. A pesar de su temprano fallecimiento en la mañana del jueves, el velatorio en el tanatorio de La Pola no se organizó hasta bien entrada la tarde. Allí estaban sus hermanos Aquilina y José Antonio Rodríguez, visiblemente afectados por esta pérdida. "La verdad es que estamos muy agradecidos por la respuesta de los vecinos, mi hermano era muy conocido en Laviana", destacó José Antonio Rodríguez.

El fallecimiento de Florentino Rodríguez, de 62 años, fue mala fortuna. Subía todos los días a pie hasta Lloreo, donde iba a cuidar a las ovejas. Sin embargo, el jueves se cruzó con unos conocidos que se ofrecieron a llevarlo en coche. Cuando se estaba bajando del vehículo, la carretera se vino abajo, falleciendo en el acto. Los otros dos ocupantes del vehículo, que estaban en su interior, resultaron heridos leves, aunque fueron trasladados hasta el hospital Valle del Nalón para despejar dudas. Desde su fallecimiento, muchos fueron los vecinos que lloraron su pérdida. El hombre había trabajado en varios planes de empleo del Ayuntamiento de Laviana como barrendero, con lo que casi todo el mundo lo conocía en La Pola. "También lo conocían porque iba por la calle Sol de La Pola vendiendo huevos, porque además de cuidar a las ovejas también cuidaba gallinas", destacó ayer su hermano. Además, se había convertido en un trabajo que cumplía con creces cada día. "Daba igual que lloviese, que hiciese frío o que nevase, él tiraba para arriba a ver a los animales", explicaba ayer José Antonio Rodríguez.

Sus más allegados habían destacado que otra de sus aficiones era la pesca, algo que confirmó su hermano. "Le gustaba mucho pescar; de hecho, antes iba todos los días, pero dejó de hacerlo porque decía que casi no había truchas, entonces se centró mucho más en los animales", resaltó. Tras el velatorio en el tanatorio de Pola de Laviana, los restos mortales de Florentino Rodríguez serán trasladados hoy hasta el tanatorio de Sotrondio, donde será incinerado. El funeral será hoy a las cuatro de la tarde, en la iglesia parroquial de Pola de Laviana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook