13 de febrero de 2019
13.02.2019

Condenada a 41 meses de cárcel una asturiana por maltratar a su novio con alzheimer

No podrá acercarse a menos de 500 metros y tendrá que dar una indemnización de 87.613 euros

13.02.2019 | 18:35

La Audiencia Provincial ha condenado a una mujer a 3 años y 5 meses de prisión por los delitos de apropiación indebida y maltrato habitual a un antiguo novio, que padece Alzheimer, a quien no podrá acercarse a menos de 500 metros durante 34 meses y al que tendrá que indemnizar con 87.613 euros.

El tribunal de la Sección Octava asegura en la sentencia que la acusada, M.R.C., de 68 años, insultaba a su novio F.C. y le sometía a acciones "humillantes", como la de dejarle dormir "apegotonao" entre dos armarios en el salón, lo que le dejaba en un estado de "permanente maltrato psíquico y de temor".

Por esta situación, la víctima se encontraba en una "espiral in crescendo", donde la sensación de culpa, amenazas, el miedo, la agresión, la infravaloración y la sumisión eran principales características, según indica el tribunal a través de la prueba pericial psicológica practicada en el juicio, celebrado el pasado mes de noviembre.

La Audiencia declara probado que, desde finales de 2014, la acusada convivía con F.C., que disponía de una cuenta con un saldo de 8.177 euros y otros 74.720 euros en productos de ahorro e inversión.

En esta cuenta, según consta en el fallo, figuraba M.R.C. como autorizada y esta condición le permitió aprovecharse de la vulnerabilidad del hombre, para adquirir facultades y administrar su patrimonio, que "dilapidó hasta la total descapitalización del titular", añade el tribunal.

De esta forma, el 31 de diciembre de 2015, había en la cuenta un descubierto de casi diez euros, y había varios créditos impagados, así como un préstamo, por importe de 10.000 euros, destinado a la financiación de un negocio para la hija de la acusada, que determinaron las reclamaciones de distintos acreedores.

A estos hechos, se sumó, según afirman los magistrados, el embargo de la pensión del hombre y su inclusión en un fichero por impago de deuda.

Una vez que se agotó el patrimonio, según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, la acusada comenzó a dispensar a su pareja un trato humillante, profiriendo contra él insultos que se prolongaron hasta el cese de la convivencia que tuvo lugar el día 27 de julio de 2017.

Ese día, la hija de la víctima requirió la presencia de la policía para que auxiliaran a su progenitor, que, asistido por los servicios médicos, presentaba un cuadro de presíncope, además de otras características típicas de una persona sometida a maltrato tales como sensación de culpa, miedo, infravaloración o sumisión.

La abogada defensora, Carmen Herrero González, ha explicado a Efe que recurrirá la sentencia ya que a la víctima se le diagnosticó alzheimer al finalizar la relación, en 2017, su cliente no figuraba como autorizada ni hay extractos a su nombre y F.C. firmó documentos ante un notario, que no apreció enfermedad alguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído