25 de febrero de 2019
25.02.2019

"Ahora calma, hay más gente implicada", señala el abogado del presunto intermediario del asesinato de Javier Ardines

El letrado Luis Mendiguren, tras recoger el sumario en el Juzgado de Llanes, afirma que el caso está "aún verde" y que ahora toca "hincar los codos"

25.02.2019 | 12:14
"Ahora calma, hay más gente implicada", señala el abogado del presunto intermediario del asesinato de Javier Ardines

"Todo a partir de ahora requiere calma y tiempo, porque hay más gente implicada", ha señalado esta mañana Luis Mendiguren, abogado Jesús M. B. el presunto intermediario en el asesinato del concejal de Izquierda Unida de Llanes, Javier Ardines. El letrado se ha personado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes para recoger el sumario del caso, que ha seguido "por los medios de comunicación".

Luis Mendiguren ha partido alrededor del mediodía hacia la cárcel de Asturias, donde mantendrá el primer encuentro con su defendido. No ha podido hacerlo hasta ahora porque Jesús M. B., como los otros dos detenidos por su supuesta participación en el crimen, permanecieron incomunicados hasta el mediodía del viernes.

En cuanto a cómo abordará la defensa de Jesús M. B., el abogado vasco resalto que el asunto está aún "verde", pues deberá hablar con su defendido y estudiarse el sumario. "Ahora toca hincar los codos", ha subrayado. "Habrá también que esperar por si hay más diligencias", concluyó el letrado

Jesús M. B. Fue detenido el pasado martes como presunto intermediario entre los dos sicarios que asesinaron a Ardines el 16 de agosto del año pasado y el supuesto autor intelectual, Pedro Luis N. A., marido de una prima política del concejal. Según la PolicÍa Judicial, Jesús M. B. visitó el lugar del crimen semanas antes de que se cometiera junto con el inductor y uno de los sicarios para examinar la zona. Jesús M. B. se negó a declarar ante la jueza de Llanes.

Javier Ardines, marinero profesional, fue asesinado en la madrugada del 16 de agosto, cuando acababa de salir de su domicilio, en Belmonte de Pría (Llanes), y se disponía a salir a faenar. Según las averiguaciones de la Guardia Civil, fue atacado por la espalda, rociado con gas pimienta y copleado con un bate de béisbol y el mango de un pico. El informe forense tambioén advirtió signos de asfixia. Todo indica que el móvil del crimen fueron los celos: Pedro Luis N. A. se habría enterado de una relación entre su esposa y el concejal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook