14 de marzo de 2019
14.03.2019

Asturias Ganadera acusa al Principado de mostrar "poco interés" por el medio rural

Los agricultores reclaman un sistema "justo, objetivo y racional" para pagar los daños que causa la fauna salvaje en las explotaciones

14.03.2019 | 01:03

El colectivo Asturias Ganadera acusó ayer al Gobierno regional de mostrar "poco interés por el medio rural asturiano" y asegura que "el pasado lunes, 4 de marzo, quedó patente su estrategia sibilina para impedir que salieran adelante los cambios propuestos para la ley de Caza".

Los ganaderos piden una modificación de la ley de Caza para que incluya "un sistema justo, objetivo y racional" en cuanto a la valoración y pago de daños. También reclaman controles de población de fauna salvaje para hacerla "compatible" con la ganadería. Asturias Ganadera realizó una propuesta que presentó a todos los partidos con representación en la Junta, a su juicio "objetiva y justa" para resolver las "diferencias" de criterio entre la Administración y los damnificados con un sistema de pago ágil y rápido.

El portavoz de Asturias Ganadera, Xuan Valladares, explicó ayer que "la propuesta fue apoyada por Foro, PP, Izquierda Unida y Ciudadanos, mientras que Podemos se abstuvo y el PSOE en un primero momento se posicionó a favor para después contradecirse".

Valladares indicó que "el informe jurídico realiza propuestas de cambio que, con adaptaciones y acogiendo las recomendaciones de los letrados, habría resultado perfectamente susceptible de ser aprobada". En este sentido, acusa al Gobierno regional de meter la propuesta "en un cajón dejando que venciese el tiempo", concretamente al consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra.

Pocos avances

Valladares lamentó que esta legislatura acabe con "pocos" avances en el medio rural y se refirió al aplazamiento de la aplicación de la normativa sobre purines, la cual no les parece una solución, sino "un parche". Valladares únicamente destacó como "avance significativo" el fin de los "injustos e ineficaces" acotamientos por las quemas. La medida se aprobó en marzo de 2017, a partir de una modificación de la ley de Montes. De forma inmediata se levantó la prohibición de pastar en 15.000 hectáreas acotadas y se permitió extender el aprovechamiento de los pastos quemados. Las sanciones a ganaderos por tener reses pastando en zonas acotadas también quedaron sin efecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído