18 de septiembre de 2019
18.09.2019

Un perito cree que Carragal murió por la patada y no al golpearse contra el suelo

La instrucción del caso, pendiente del informe del especialista y de la declaración de los médicos del HUCA sobre las causas del fallecimiento

17.09.2019 | 23:46
En el recuadro, David Carragal.

Un perito médico declaró la semana pasada ante el Juzgado número 4 de Oviedo, que instruye la muerte del cudillerense David Carragal, ocurrida el pasado 17 de junio, tras ser agredido unos días antes, en la madrugada del día 9, cuando regresaba de las fiestas del barrio ovetense de La Florida. El perito, que ha sido consignado por el propio Juzgado y está preparando un informe sobre las causas de la muerte de Carragal, considera que éste falleció a consecuencia de la patada que recibió en la cabeza y no por el subsiguiente golpe contra el suelo, que es la tesis que sostiene la defensa de J. C. C. -el joven llanisco encarcelado tras admitir que había golpeado al cudillerense- y de los otros dos involucrados, que están investigados por omisión del deber de socorro.

Que haya muerto debido a la patada o por golpearse contra el suelo marcaría la diferencia entre un delito de homicidio y otro de homicidio imprudente, con penas muy dispares, más graves en el primer caso. La defensa, a cargo de Gabriel Cueto, sostiene que estaríamos ante un homicidio imprudente, ya que J. C. C. habría lanzado una patada sin intención de causar daño alguno. Ante la magistrada María Luisa Llaneza, el joven admitió haber lanzado esa patada, pero desconocer si llegó a impactar en Carragal. Hacia la tesis del homicidio se inclinaría la acusación particular, a cargo de la familia de la víctima, cuyos intereses defiende el letrado Ángel Bernal.

La instrucción del caso está pendiente de la presentación del citado informe del perito médico y de la declaración de los médicos del HUCA que atendieron a la víctima, que aclararán las circunstancias del fallecimiento. Carragal ingresó en coma en el HUCA en la madrugada de 9 de junio. Durante ocho días, sus familiares se aferraron a la esperanza de que este profesor de 33 años pudiese salir del coma, pero finalmente falleció en la tarde del pasado 17 de junio.

Desde un primer momento se apuntó a tres jóvenes como causantes de las lesiones que llevaron a la muerte al cudillerense. Nada más conocerse el fallecimiento, J. C. C. y sus dos amigos se presentaron ante la Policía, que ya los tenía perfectamente identificados. Dijeron que no se habían presentado antes porque desconocían que hubiesen causado daño a la persona con la que habían tenido un enfrentamiento. Al parecer, el motivo de la agresión fue que Carragal afeó a los tres jóvenes que se hubiesen metido con las dos chicas con las que iba.

La Fiscalía, que podría apreciar un abuso de superioridad en el comportamiento del agresor -el profesor podría estar afectado por la ingesta de alcohol-, solicitó el ingreso en prisión por la gravedad de las consecuencias de la agresión. La defensa podría solicitar en breve la excarcelación del presunto autor material de la muerte de Carragal, que ya lleva tres meses en la prisión de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído