Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias vacuna a los niños de sarampión con dosis prestadas por Cataluña

La Consejería de Salud pospone la inmunización de los adultos hasta el próximo enero, cuando se prevé que se resuelva el actual desabastecimiento

Asturias vacuna a los niños de sarampión con dosis prestadas por Cataluña

Asturias vacuna a los niños de sarampión con dosis prestadas por Cataluña

La falta de suministro de vacunas del sarampión ha obligado a la Consejería de Salud del Principado a posponer hasta el próximo mes de enero la inmunización de los adultos que las solicitan. Entre tanto, los niños asturianos están empezando a ser vacunados con dosis que la Generalitat de Cataluña ha prestado a Asturias, y que el Principado deberá devolver en enero de 2020, cuando -se supone- los actuales problemas de abastecimiento estén ya resueltos.

La carencia de vacuna triple vírica viene de mediados de octubre. Protege frente al sarampión, la rubeola y la parotiditis. ¿Por qué escasea? Debido al aluvión de peticiones que generó el pasado verano la recomendación realizada por la Sociedad Española de Epidemiología. Este colectivo de especialistas aconsejó inmunizarse a las personas de edades comprendidas entre 40 y 50 años. ¿Qué explicación ofreció entonces Pere Godoy, presidente de la citada sociedad? “Los mayores podemos considerar que están todos inmunizados, porque estuvieron en contacto con el virus cuando eran niños. Y los nacidos a partir de 1980 ya fueron vacunados. Pero, en los años setenta, el virus empezó a dejar de circular y no todos los que entonces eran niños pasaron la enfermedad o fueron bien vacunados. Eso mantiene bolsas de población no inmunizada que ahora, al entrar en contacto con un caso importado, origina pequeños brotes como los que este año ha habido en Cataluña y Madrid”.

El Ministerio de Sanidad respaldó de lleno esta tesis, y la producción de vacunas no pudo dar respuesta al consiguiente aumento de la demanda.

Lo que hicieron entonces las consejerías de sanidad de las autonomías fue acordar una estrategia coordinada para mitigar los efectos del problema. Valencia y Cataluña ofrecieron ceder de forma temporal una parte de las dosis de triple vírica que tenían contratadas con otro laboratorio suministrador autorizado (hay dos en España).

Con esta medida, que ya está empezando a ejecutarse, la Consejería de Salud del Principado se propone un objetivo doble. Por una parte, cubrir la vacunación de los niños. Por otra, dar respuesta a los posibles brotes que surjan de aquí a finales de 2019.

Los criterios de inmunización establecidos por las autoridades sanitarias de Asturias son principalmente dos: aplicar la primera dosis a los doce meses de edad, y administrar la segunda dosis a los tres años.

Asimismo, Salud estipula la aplicación de dos dosis adicionales (separadas al menos cuatro semanas) a tres grupos prioritarios: personas que reciben un tratamiento inmunosupresor; personal sanitario y estudiantes en prácticas en centros sanitarios que no cumplan criterios de inmunidad frente a sarampión y rubeola; y mujeres en edad fértil o embarazadas que no cumplan criterios de inmunidad. En este último caso, la Consejería subraya que la vacuna “está contraindicada en el embarazo”.

El Principado ha estipulado que se dé prioridad a la inmunización de niños y que la de los mayores se reanude “a partir de enero de 2020, cuando se vuelva a normalizar el suministro de esta vacuna”.

El último caso de sarampión autóctono en el Principado data de 1999, y el último brote, que partió de un caso importado, se registró en 2011.

Compartir el artículo

stats