04 de enero de 2020
04.01.2020

Moriyón gana en el Juzgado la primera batalla a Cascos y señala a Leal la salida

Adrián Pumares, portavoz de Foro, pide a su compañero de escaño que tome nota de Ana Coto: "Rompió la disciplina pero dimitió de inmediato"

04.01.2020 | 00:29

El Juzgado de instrucción número 4 de Oviedo ha denegado las medidas cautelares contra la decisión de la presidenta de Foro, Carmen Moriyón, de renovar el órgano de dirección del partido y destituir a tres representantes, afines a Cascos, por ocupar de manera irregular su puesto. El recurso de los representantes destituidos a la Justicia no debe invalidar la decisión de Moriyón, sostiene el juez, que no considera lícita la reclamación, aunque aún deberá celebrarse un juicio. La dirección moriyonista ha estado representada por el abogado ovetense Iván de Santiago.

Así las cosas, Moriyón se siente con las manos libres para ejercer el control del partido frente al hasta ahora vicepresidente y fundador, Francisco Álvarez-Cascos. "Los tribunales de Justicia ratifican que Foro ha vuelto a ser un partido normal, en el que la norma, nuestros estatutos, se cumple a rajatabla", declaró Moriyón. A juicio de Moriyón, "quienes llevan dos meses intentando sabotear el normal funcionamiento de Foro y no han encontrado más que la censura de la sociedad y los tribunales, habrán de reflexionar cuál debe ser ahora su lugar". El mensaje va claramente dirigido al diputado Pedro Leal, afín a Cascos y que votó en contra del presupuesto regional pese a que el portavoz y secretario general de Foro, Adrián Pumares, se abstuvo tal y como acordó la dirección del partido. "Queda en una situación difícil", reconoció Pumares en referencia a su compañero de escaño, y puso como ejemplo a la diputada de Ciudadanos Ana Coto que incumplió la disciplina de voto pero dimitió de inmediato.

Ayer, Pedro Leal realizó unas declaraciones en las que afirmaba que trabajará en la comisión de reglamento del parlamento asturiano para que las normas de la Junta General otorguen más autonomía a los cargos electos respecto de sus grupos parlamentarios. "Debería haberlo pensado cuando desautorizó a Cristina Coto, presidenta del partido y que acabó dimitiendo; para ella no pedía autonomía", ironizó Pumares.

"Yo estoy en mi sitio, los que tendrán que explicar su postura son se han movido de su sitio y han roto su contrato con los ciudadanos", señaló Leal.

Lo contrario de su apellido

El secretario general del grupo municipal gijonés, Jesús Martínez Salvador, reconoció que, a su juicio, su compañero de partido "está actuando de forma totalmente contraria a su apellido". "Sus acciones me parecen simplemente desleales; está yendo por libre, de manera arbitraria, sin hacer caso de lo que el partido le ordena", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído