Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los diputados autonómicos ganarán con la nueva subida 800 euros más que en 2013

Los parlamentarios ven "actualizado" su sueldo en el mismo porcentaje que el de los funcionarios

Hemiciclo del Parlamento regional durante un Pleno.

Hemiciclo del Parlamento regional durante un Pleno.

Los diputados autonómicos se beneficiarán de la subida salarial para los empleados públicos aprobada en el Consejo de Ministros del pasado martes. El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó un incremento del 2 por ciento en la nómina, que tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero aunque les llegará de manera efectiva en la nómina de febrero, que percibirán en marzo.

Los diputados de la Junta General acordaron el pasado mes de diciembre "actualizar" sus sueldos en el mismo porcentaje que subiera el de los empleados públicos y ese incremento ya fue consignado en el Presupuesto del Principado de este año. "El acuerdo plenario está tomado y se aplicará", confirmaron ayer a LA NUEVA ESPAÑA fuentes parlamentarias. Con esta nueva subida, un diputado con dedicación exclusiva pasará a cobrar, aproximadamente, unos 4.500 euros brutos que suponen prácticamente 800 euros más al mes de lo que percibían en 2013, dos legislaturas atrás.

Aunque algún grupo parlamentario, como el PP, había puesto en duda que esta subida salarial fuera aplicable a lo largo de este año, con el argumento de que no se aprobarían los Presupuestos Generales del Estado, los diputados regionales también verán reconocida esa subida con carácter retroactivo.

El salario medio de un parlamentario con dedicación exclusiva, en 2013, era de 3.705 euros brutos una cifra que varió ese mismo año hasta los 3.902 euros brutos porque empezaron a tributar el IRPF por la totalidad de su salario (anteriormente quedaba exento un tercio, de manutención y kilometraje); entonces se equiparó al sueldo de un diputado con el de un director general. Ese modelo siguió vigente en la legislatura 2015-2019 aunque incorporando las subidas aprobadas cada año para los empleados públicos, de tal forma que la actual legislatura arrancó con una nómina de 4.417 euros brutos para los diputados con dedicación exclusiva y de 5.106 para los portavoces, cantidades que ahora se vuelven a revisar al alza.

Compartir el artículo

stats