DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empujón asturiano en el CERN

Físicos de la Universidad hallan técnicas para identificar partículas fundamentales y mejorar así el acelerador LHC

De izquierda a derecha, los físicos Sergio Sánchez Cruz, Carlos Erice Cid, Javier Fernández Menéndez, Isidro González Caballero, Bárbara Álvarez González, Víctor Rodríguez Bouza, Javier Cuevas Maestro, Juan Rodrigo González Fernández, Santiago Folgueras Gómez, Clara Ramón Álvarez y Enrique Palencia Cortezón. En la investigación también ha participado Andrea Trapote Fernández.

De izquierda a derecha, los físicos Sergio Sánchez Cruz, Carlos Erice Cid, Javier Fernández Menéndez, Isidro González Caballero, Bárbara Álvarez González, Víctor Rodríguez Bouza, Javier Cuevas Maestro, Juan Rodrigo González Fernández, Santiago Folgueras Gómez, Clara Ramón Álvarez y Enrique Palencia Cortezón. En la investigación también ha participado Andrea Trapote Fernández. UNIOVI

Científicos de la Universidad de Oviedo han descubierto nuevas técnicas para identificar partículas fundamentales en el gran colisionador de hadrones (LHC) del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN). En concreto, el hallazgo liderado por el grupo de Física Experimental de Altas Energías se refiere a los muones de alto momento -más energéticos-. Se cumple así uno de los principales objetivos del experimento CMS (Compact Muon Solenoid), en el que participan asturianos, ya que la búsqueda de estas partículas es esencial para la física que se realiza en el mayor acelerador del mundo (LHC) y que les permitirá a los investigadores pasar a la siguiente fase: la de alta luminosidad (HL-LHC).

En ella, explican los expertos de la Universidad de Oviedo, se incrementarán la energía y la luminosidad, es decir, "la cantidad de colisiones por segundo y a lo largo de la toma de datos". Esto hace, agregan, que "se puedan producir hipotéticas nuevas partículas de alta masa y estudiar sus propiedades". Algunos modelos teóricos favorecen la desintegración de esas partículas en muones de alto momento, de ahí la importancia, dicen los físicos asturianos, de identificarlas correctamente. "En un experimento como CMS, la reconstrucción e identificación de muones se vuelven más complicadas al aumentar su energía, por lo que se deben desarrollar nuevas técnicas y algoritmos", detallan.

El Grupo de Física Experimental de Altas Energías, que forma parte del Instituto Universitario de Ciencias y Tecnologías Espaciales de Asturias (Ictea), tiene una larga experiencia en el acelerador LHC. El proyecto es, en realidad, una cámara de fotos gigantesca -pesa 13.000 toneladas, un 30 por ciento más que la Torre Eiffel- que permite obtener imágenes tridimensionales de los procesos de colisión de protones del acelerador.

Compartir el artículo

stats