18 de julio de 2020
18.07.2020
La Nueva España

Asturias quiere ser lugar de pruebas mundial de un modelo de rastreo de la covid-19

El equipo de Ciencia del Principado forma parte de un equipo liderado por la Universidad de Michigan que busca fijar el control de la pandemia con pulseras o equipos electrónicos

18.07.2020 | 13:43
Un usuario controla una pulsera de registros de datos clínicos.

El Gobierno de Asturias participa en una iniciativa internacional con EEUU e Italia para desarrollar un modelo de rastreo de la COVID-19 que combine nuevas tecnologías con análisis y gestión de datos clínicos. La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad ha propuesto que Asturias sea el territorio donde se ponga en práctica un programa piloto que pruebe ese estándar de seguimiento de la pandemia mediante dispositivos electrónicos y en un entorno controlado.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, es uno de los firmantes de un artículo liderado por la Universidad de Michigan que plasma esa colaboración internacional. El documento, que será publicado en abierto en la revista Learning Health Systems, establece un estándar de rastreo de la covid-19; es decir, una serie de criterios para conseguir un seguimiento efectivo de los contagios y frenar la expansión de la enfermedad.

El objetivo de este estudio es utilizar la tecnología para mejorar la trazabilidad de los positivos del coronavirus y ser capaces de aislarlos con mayor rapidez. El estándar comprende datos clínicos, poblacionales y de movilidad, que se recogerán a través de un dispositivo electrónico que no necesite un teléfono móvil, tipo reloj o pulsera wearable.

El siguiente paso será poner en práctica este modelo en un entorno controlado para ver si es efectivo. Borja Sánchez ha destacado que es "una gran oportunidad de posicionamiento para Asturias, y de que internacionalmente se siga mirando la buena gestión del Principado en la pandemia".

El consejero asegura que la Universidad de Michigan está muy interesada en nuestra región. "Estamos en condiciones de aplicar este estándar en Asturias, en un espacio controlado que tendremos que definir", ha explicado Sánchez. Puede ser un edificio, una empresa, una institución, etc. "Nuestra comunidad cuenta, además, con un importante tejido de compañías TIC con gran proyección que pueden desarrollar y aplicar la tecnología necesaria para realizar un rastreo de la COVID-19", ha destacado.

El titular de Ciencia defenderá la posición asturiana en una conferencia online que se celebrará el 29 de julio y en la que participarán todos los autores del artículo de posicionamiento sobre el coronavirus. En esa fecha, Borja Sánchez confía en poder conocer ya si Asturias liderará este plan piloto, en el que también está interesada la región italiana de Véneto.

El seminario web contará también con el promotor de la iniciativa internacional, Charles P. Friedman, presidente del Departamento de Aprendizaje de Ciencias de la Salud y profesor de Salud Pública de la Universidad de Michigan; Pablo Rivero, asesor de Salud Pública para Everis y miembro del comité de expertos de Salud Digital de la OMS; Esther Gil Zorzo, experta en telemedicina; Joshua C. Rubin, de la facultad de Medicina de la Universidad de Michigan; y Douglas Van Houweling, profesor emérito de la Universidad de Michigan y reconocido experto en desarrollo y despliegue de Internet.

El resto del panel de firmantes y participantes en el webinar son: Paolo Stocco, miembro de la asociación sanitaria europea EuroHealthNet; Francisco Ros, experto en telecomunicaciones y miembro de la compañía americana Qualcomm y Rebeca Kush, experta en investigación sobre datos clínicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook