01 de agosto de 2020
01.08.2020
La Nueva España

El positivo de un veterinario obliga a cerrar cuatro oficinas de Medio Rural en el Oriente

El afectado, residente en Gijón, trabajaba en las sedes de Cangas de Onís, Ribadesella, Arriondas e Infiesto, cuyos empleados permanecen confinados

31.07.2020 | 23:42
Un usuario, ayer, observando los avisos de la oficina de Medio Rural en Infiesto, cerrada.

El positivo por coronavirus de un veterinario del Principado ha obligado a cerrar cuatro oficinas comarcales de Medio Rural y Cohesión Territorial en el oriente de Asturias. Las oficinas cerradas son las de Infiesto, Arriondas, Cangas de Onís y Ribadesella, ya que con las cuatro tenía relación laboral el afectado por covid-19. El Gobierno del Principado decidió el jueves, tras detectar este nuevo caso, que las cuatro dependencias estarían clausuradas a partir de la mañana de ayer, con el objetivo de proceder en el espacio de tiempo más breve posible a su desinfección. Las oficinas volverán a abrir sus puertas "en cuanto sea posible" y queden garantizadas todas las normas sanitarias en vigor, según indicaron fuentes de la Administración autonómica.

Además, todas las personas que pudieron tener contacto directo con el veterinario tendrán que permanecer confinadas para ser sometidas a test y comprobar si también están afectadas por la enfermedad.

El veterinario infectado por covid-19, que reside en Gijón, solo tiene relación laboral con las cuatro oficinas de Agricultura cerradas. También se comprobará si hay algún otro afectado relacionado con él fuera de ese ámbito, en especial en su círculo personal. Además, las mismas fuentes consultadas señalaron que una empleada de la oficina de Agricultura de Pravia permanecerá también confinada como "sospechosa" de estar afectada por el coronavirus hasta que lleguen los resultados de los test que, según señalaron, ya se le han realizado.

El alcalde de Piloña, el socialista Iván Allende, reconoció ayer que el veterinario contagiado "si bien trabaja en la comarca oriental, no es residente en la misma", aunque su ámbito de actuación implica el contacto con poblaciones de gran parte del Oriente de Asturias, ya que a las oficinas ahora cerradas acuden ganaderos de diferentes concejos. No obstante, desde que concluyó el confinamiento las oficinas de Agricultura solo atendían mediante cita previa, por lo que el Principado tiene acceso a la identidad de todos los posibles afectados.

El Ejecutivo de Adrián Barbón aconsejará hacer pruebas "al resto de los trabajadores que comparten centros de trabajo con esta persona", cuya sede laboral está fijada en la oficina de Infiesto (Piloña), aunque también visita las de Arriondas (Parres), Ribadesella y Cangas de Onís. Los compañeros de todas ellas deberán pues someterse a las pruebas PCR para descartar más positivos.

El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, que compareció ayer para dar cuenta de la situación sanitaria del Principado, no especificó el positivo registrado en Piloña y se refirió a él como un "caso exportado". Ya desde primera hora de la mañana de ayer las cuatro oficinas citadas se mantuvieron clausuradas, advirtiendo con un cartel a la puerta a los usuarios que serían atendidos en las sedes de Villaviciosa y Llanes, las únicas abiertas ahora mismo en la comarca oriental, o en la de Siero. No obstante, los ganaderos y usuarios de estas oficinas que tenían cita concertada para la jornada de ayer no habían sido avisados de la suspensión del servicio en las oficinas correspondientes, según apuntó el regidor piloñés.

Ahora, incidió el Alcalde, "se han activado los protocolos en estas oficinas, donde el trabajador desempeña sus funciones, y se procederá a hacer pruebas" al resto de las plantillas que comparten centro de trabajo con esta persona. El Gobierno regional, subrayó Iván Allende, reabrirá las sedes de Medio Rural "en cuanto sea posible y se den las condiciones de seguridad" que exige la actual situación de pandemia.

Allende aprovechó para hacer un "llamamiento a la calma" y subrayó la necesidad de seguir en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias" porque, según recordó, "la distancia, la higiene y el uso de la mascarilla es el método más eficaz para proteger y protegerse" del coronavirus, que ya ha afectado en Asturias a más de 2.500 personas, de las cuales 340 habían fallecido hasta el día de ayer.

El de las cuatro oficinas comarcales de la Consejería de Desarrollo Rural es el primer caso en Asturias de sedes de un organismo público cerradas a causa de un positivo por covid-19. Es asimismo el primer positivo relacionado con el oriente de Asturias desde hace, al menos, un mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído