12 de agosto de 2020
12.08.2020
La Nueva España

Las intensas tormentas de verano dejan inundaciones en Gijón y en Pola de Siero

La región registra centenares de descargas eléctricas l La calle Brasil de La Calzada y tres rotondas polesas, anegadas por la lluvia

12.08.2020 | 00:58

Las tormentas de verano que ayer azotaron Asturias provocaron inundaciones en diferentes puntos de la región. A las 17.00 horas, ya se habían registrado 335 descargas eléctricas por tormentas en el Principado, y los meteorólogos esperaban muchas más a medida que avanzaba la tarde. No se equivocaron. Pero aún habrá más: las tormentas van a continuar durante la jornada de hoy, sobre todo en la primera mitad del día. Se esperan precipitaciones fuertes, y muy fuertes en algunos puntos concretos de la región. Las lluvias y las descargas eléctricas afectarán hoy, sobre todo, a la mitad occidental.

La situación de inestabilidad se produce, según explica la Aemet, por un embolsamiento frío en altura y bajas presiones sobre el Cantábrico. Una circunstancia que "no es infrecuente" en esta época del año y que provoca este tipo de tormentas veraniegas. Mañana descenderán algo más las temperaturas. Por la tarde aparecerán vientos del Noroeste, por lo que no hará tanto calor pero el tiempo ya no será tan lluvioso.

Durante la jornada de ayer los termómetros alcanzaron los 25,9 grados en San Antolín de Ibias, superaron también los 25 en Gijón y los 24 en puntos como Cabo Busto y Llanes. En cuanto a las precipitaciones, fue también San Antolín de Ibias la localidad que registró el récord de ayer, 30,4 litros por metro cuadrado hasta las ocho de la tarde. También hubo lluvia abundante en el puerto de Leitariegos (22,6 litros), Oviedo (21,8), Tineo (20,8) y Valgrande- Pajares (17,8).

.
Las previsiones meteorológicas se cumplieron y en Gijón, tras semanas de sol y calor, un tremendo chubasco que se prolongó durante casi dos horas desalojó de gente las calles de la ciudad y anegó durante varios minutos varias vías, especialmente en la calle Brasil, del barrio de La Calzada.

La incidencia incesante de la lluvia provocó también el apagón de tres semáforos de la ciudad, generando un pequeño choque entre un coche y una furgoneta en la calle de Marqués de San Esteban, sin mayores consecuencias gracias a que el tráfico fue regulado por la Policía Local.

Las zonas más afectadas en Gijón fueron las calles de Torrecerredo y Sierra del Sueve, en Nuevo Gijón; y las calles Orán y la ya citada Brasil, en La Calzada, donde la falta de un pozo de tormentas, en construcción, provoca estas inundaciones de forma periódica. "Lo de hoy no fue tan gordo como en años pasados, pero aun así me entró agua en el negocio; tengo una tienda de alimentación y en el almacén ya lo tengo todo preparado con las cosas en alto por lo que pueda pasar", desvela la tendera Eva María Díaz.

La intervención de técnicos de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) facilitó que el agua descendiese rápidamente y en pocos minutos. A continuación, varios operarios de la empresa de basura limpiaron las calles.

Estos problemas que se registran en La Calzada acabarán previsiblemente en octubre, cuando el pozo de tormentas de El Arbeyal esté listo, tal y como prometió ayer el concejal de Obras Públicas, Olmo Ron, a los afectados.

La tormenta de la tarde de ayer provocó asimismo la inundación de varias rotondas en Pola de Siero y desperfectos en algunas zonas de Oviedo. Las rotondas afectadas en la capital sierense fueron tres: la plaza de La Paz, situada cerca de la estación de autobuses, y otras dos en la calle Alcalde Parrondo, las de las plazas de Don Pelayo y de Pablo Iglesias. Según el Ayuntamiento de Siero, las inundaciones tuvieron lugar a las cuatro de la tarde, a consecuencia de la tormenta, y fueron "puntuales" y no causaron ningún desperfecto.

El Ayuntamiento había comenzado en 2018 un plan de choque para evitar sucesos de este tipo por el que se limpiaron las alcantarillas y sumideros de La Pola. En 2016 también se ejecutó un proyecto de 11.813 euros para hacer frente a las inundaciones, en concreto a las de la plaza de La Paz. Pero no es suficiente ante lluvias intensas como las de ayer.

En Oviedo, la tormenta causó desperfectos en la avenida de Torrelavega, donde hubo un desprendimiento de cascotes, y en la calle Silla del Rey, donde se inundó una arqueta. En ambos lugares tuvieron que intervenir los bomberos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído