10 de septiembre de 2020
10.09.2020
La Nueva España

El Principado propone conmemorar el levantamiento contra Napoleón y Mallada replica que "menos samba y más trabajar"

El presidente regional intenta aplacar a los sectores de la izquierda con una celebración el 25 de mayo, pero descarta cambiar la fecha del Día de Asturias

10.09.2020 | 00:27
Teresa Mallada.

El presidente de Asturias, Adrián Barbón, planteó ayer la creación de una nueva conmemoración regional, que se celebraría el 25 de mayo, para satisfacer algunas demandas de los sectores políticos de izquierda. En la citada fecha del año 1808 la Junta General del Principado se proclamó soberana y declaró la guerra al Ejército de Napoleón, que por entonces estaba invadiendo España. La respuesta de la portavoz del Partido Popular, Teresa Mallada, no se hizo esperar: "Los asturianos no necesitan más fiestas, sino que Barbón se ponga a trabajar de una vez por todas. Menos samba y más trabajar".

Adrián Barbón intervino en el acto inaugural del curso de la Universidad de Oviedo, tras la intensa celebración, el martes, del Día Asturias, que por vez primera en muchos años tuvo dos actos institucionales: uno por la mañana en el santuario de Covadonga, de carácter religioso, y otro por la tarde, en Oviedo, que consistió en un homenaje civil a los supervivientes de la pandemia de covid-19.

Al jefe del Ejecutivo aún le resonaban los ecos de las críticas llegadas desde las filas de la izquierda, también desde su propio partido -el PSOE-, por su presencia en la misa de Covadonga. Además de reprochar a Barbón que acuda al oficio religioso en honor de la Santina, algunas de esas voces reclaman que el Día de Asturias cambie de fecha y deje de conmemorarse en la festividad de la Virgen.

Ayer, el presidente asturiano quiso dejar claro que había tomado nota parcialmente de los deseos de la facción socialista más escorada a la izquierda: "Soy consciente de que hay reivindicaciones para que el 25 de mayo haya algún tipo de conmemoración histórica y, desde luego, el Gobierno de Asturias lo va a hacer", declaró a los medios de comunicación. A juicio de Barbón, "es importante que una comunidad autonómica reivindique su orgullo de historia y lo ponga en valor".

Eso sí, la festividad autonómica por excelencia seguirá siendo el 8 de septiembre. El presidente regional está satisfecho de que el acto institucional se haya celebrado en el mismo Día de Asturias, y no en la víspera, como venía sucediendo desde hace muchos años. Y ayer remachó que lo sucedido el martes no es una excepción derivada de los rigores de la pandemia de coronavirus, sino que "es propósito de mi Gobierno que el acto institucional del Día de Asturias sea el 8 de septiembre, que es cuando corresponde".

Teresa Mallada calificó de "absolutamente extemporánea" la propuesta de Barbón de crear una nueva fiesta regional. A juicio de la portavoz del PP en la Junta, lo que necesitan los asturianos en el momento actual son "soluciones concretas y urgentes, y medidas que les permitan vivir en condiciones e incluso poder comer, y no buscar fiestas para dentro de un año".

Teresa Mallada indicó que el presidente regional "no tiene los pies en la tierra". Y abundó en la crítica: "Lo que busca es actos para su autobombo y autocomplacencia, como hace Pedro Sánchez. Fiestas para promocionarse a nivel personal. Eso no toca en estos momentos. Que se ponga a trabajar de una vez por todas. Menos samba y más trabajar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook