26 de septiembre de 2020
26.09.2020
La Nueva España

El precio de los terneros se desploma por la pandemia, dicen los ganaderos en Agropec

Los productores lo atribuyen a un descenso de la demanda de carne por la crisis y lamentan que les paguen menos si "en la carnicería no baja"

26.09.2020 | 00:32
Por la izquierda, los gijoneses Manuel Caicoya y Juan Manuel Vallina, ayer atendiendo a las reses de asturiana de los valles de este último en Agropec.

Los precios de los terneros de carne han bajado hasta un 13,5% por ciento a raíz de la pandemia del coronavirus, según apuntaron varios de los ganaderos que están participando en la 34 Feria del Campo, Agropec, inaugurada ayer.

"El covid no lo notamos en el día a día; los animales tienen que comer y no nos pusieron restricciones, pero los precios están muy bajos y las expectativas son muy malas", señala José Manuel Vallina, que exhibe en Agropec seis se sus asturianas de los valles y que atribuye esa situación a que en la crisis económica derivada de la pandemia "no todo el mundo tiene 15 euros para comprar un kilo de filetes y la gente se tira a cosas más baratas".

Otro de los ganaderos de la misma raza, Iván Cañadas, afina en lo relativo a los precios de la asturiana de los valles, señalando que por los terneros que se venden en Asturias para engorde se está pagando un 10% menos que antes de la pandemia, mientras que en los engordados en la región que van al matadero el descenso en los precios es más moderado, del 5% respecto al que les abonaban hace seis meses. "Lo que pensamos es que la gente está comiendo menos carne y gasta menos. Hubo mucha venta los primeros 15 días del confinamiento, pero luego bajó", explica.

En cuanto a la raza asturiana de la montaña, Francisco Cueto, técnico de la asociación Aseamo, explica que en estos seis meses el precio de kilo vivo de un ternero destetado ha pasado en su caso de 1,85 a 1,60 euros, lo que supone una caída del 13,51%, "pero luego vas a la carnicería y ahí los precios no bajaron", señala.

La participación de estos ganaderos es excepcional en Agropec, como también lo es la edición de este año, sin concursos internacionales de ganado, sin la presencia de expositores de otros puntos de España y con medidas estrictas de control contra el coronavirus. Entre ellas, el que este año no se hayan producido la tradicionales visitas escolares que tenían lugar en la jornada inaugural.

Los criadores de vacuno de carne suelen centrarse en la Feria de San Antonio, en junio, donde realizan su concurso y que este año fue cancelada. Ahora acuden a Agropec como apoyo a un certamen en el que los visitantes también podrán contemplar desde vacas lecheras y ovejas, cabras, gallinas y conejos de diversas razas así como de caballos, entre ellos los de pura raza española, algunos valorados en 70.000 euros. No en éstos, pero sí montados en poni, podrán dar paseos los más pequeños que visiten el certamen, que se clausura mañana domingo. O subir a lomos del toro "Gandul", de la Asociación Síndrome de Rett. También hay hueco para la apicultura.

La Feria fue inaugurada al mediodía de ayer por el consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo, en un acto que contó con diputados regionales de Foro y Vox, mientras la portavoz del PP en la Junta visitó el certamen por la tarde.

Durante la mañana el público fue escaso. Alguno, como los gijoneses Mónica Álvarez y Rubén Santamaría, visitaban por primera vez Agropec: venían a comprar mermelada artesana y, ya de paso, aprovecharon para ver el resto de la feria, los animales y los productos de la huerta. Los visitantes podrá disfrutar de pases de ganado vacuno, asturcones, gochu asturcelta, oveja xalda y cabra bermeya en el Pabellón 5 que se irán sucediendo entre las 11.30 y las 19.00 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído