Expectación en la playa de Morís, en la costa de Carreño, por el varamiento de un grupo de cetáceos ocurrido esta tarde. Los paseantes de la senda del Tranqueru (entre Xivares y Perlora) están siendo testigos de una excepcional imagen como es la de ver a un grupo de más de 17 cetáceos en la orilla, calderones según la información que se esta aportando por ahora en la zona. Una imagen con la angustia añadida del peligro que corren los animales si quedan atrapados y acaban varando en el arenal, ya que hasta las diez menos cuarto de la noche la marea seguirá bajando.

Vecinos de la zona aseguran que ya venían siguiendo en los últimos días la aproximación a la costa de Carreño del que podría ser este mismo grupo de cetáceos.

Precisamente en Ribadesella, en la playa de Arra, ocurría ayer la muerte de un rorcual.