Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En Somiedo lo ven muy negro

“Hay un miedo extremo”, aseguran algunos vecinos del concejo, que creen que se están ocultando once casos de covid para no manchar la Vuelta Ciclista

La capital, Pola de Somiedo, convertida en un pueblo fantasma

La capital, Pola de Somiedo, convertida en un pueblo fantasma Miki López

En Somiedo hay un “miedo extremo” al covid. Nadie por las calles, el Ayuntamiento cerrado, solo el bar Casa Miño en funcionamiento... A pocos les importa la Vuelta Ciclista España, que hoy llegará al Alto de La Farrapona, y a muchos les preocupa la salud. En solo cinco días, el

Herminio Cano, en la barra del hotel Casa Miño. | Miki López

El brote se inició el lunes entre los propietarios de una sidrería de Pola de Somiedo, que ya empezaron a tener síntomas el fin de semana. El restaurante lo cerraron de inmediato. Hay dos personas de mediana edad en la UCI y una tercera, un joven de 18 años, ingresado. A partir de ahí, la cifra de positivos ha ido a más. Por ahora, hay once –ocho se corresponden con personas censadas en el municipio– confirmados a través de pruebas PCR. Pero hay más 50 empleados del Ayuntamiento pendientes de los resultados, ya que el primer infectado, además de tener el negocio hostelero, trabajaba en el Consistorio. Caunedo es el pueblo más afectado: tiene cinco infectados “que se sepa” y son poco más de 30 habitantes.

“Hay mucho miedo. La gran mayoría son gente mayor. Hay dos niños nada más, seis personas de mediana edad y el resto son todo ancianos”, decía ayer una vecina, mientras barría de la entrada de su casa las hojas caídas del otoño. Salvo por ese crujido, Caunedo parecía un pueblo fantasma, cerrado a cal y canto contra el virus. Imagen parecida ofrecía Pola de Somiedo, el otro foco coronavírico. “Hay un miedo extremo, la gente no sale desde que salieron los primeros casos. Aquí somos cuatro y la mayoría es gente mayor”, afirmó Herminio Cano, propietario del hotel Casa Miño, ubicado en el centro del pueblo, en frente de un Ayuntamiento que ayer estaba sorprendentemente cerrado. También por el maldito covid.

Isaac Álvarez y Noé Álvarez, en bicicleta en el pueblo Arbellales, por donde pasará hoy la Vuelta Ciclista. Miki López

Casa Miño, una panadería, una tienda de alimentación y dos obreros reparando el tejado de una casa fueron casi los únicos signos de vida en la capital del concejo. “Nosotros cerramos hace una semana y media el bar y mantuvimos el hotel. Pero desde el pasado fin de semana empezaron a cerrar todos”, señaló Noé Álvarez, al frente del hotel Castillo del Alba. Lo hicieron por dos motivos, explicó: por temor al covid al dispararse los casos y porque con Asturias aislada y las tres grandes ciudades confinadas ya no tenía sentido seguir funcionando. Además, el verano fue “extraordinario” y los turistas les dejaron un buen colchón de beneficios.

Álvarez es presidente también del Club Mountain Bike de Somiedo, con 110 socios, y acompañó ayer a LA NUEVA ESPAÑA al pueblo de Arbellales por donde hoy pasará la Vuelta Ciclista España para finalizar la etapa en el Alto de La Farrapona. Con él subió dando pedaladas Isaac Álvarez. Pero el aficionado al ciclismo fue sincero: “Ahora mismo, la Vuelta importa poco”. Los somedanos solo le dan vueltas al virus.

“Estamos acojonados”. La expresión, pronunciada por un vecino de Pola de Somiedo, es fuerte, pero refleja el sentir general de todo un concejo. Un municipio rural, muy alejado de los núcleos urbanos y que quizá pensó que hasta allí el covid no llegaría. “Nos confiamos, sí. Muchos no llevábamos mascarilla y en un pueblo estamos todos con todos”, reconoció otra vecina. Hasta ahora, que vieron las orejas al lobo. En general, son pocos los que se atreven a hablar con nombres y apellidos a la prensa. Hay cierto miedo a contar, a irse de la lengua, a decir lo que no dice el Principado. Porque, según las estadísticas del observatorio de Salud, en Somiedo solo hay dos casos cuando en la realidad son once. Esa falta de transparencia ha enfadado a los somedanos, que apuntan como responsable del silencio a la Vuelta Ciclista. “Si no toman medidas, es por la Vuelta, está claro”, insistieron.

Josefina Álvarez, concejala del PP en el Ayuntamiento, puso ayer en conocimiento del Consejero de Salud, a través de la presidenta popular, Teresa Mallada, la “gran preocupación” existente en el concejo. “No entiendo cómo en una situación tan grave no se ha hecho llegar el número de casos de coronavirus a los medios de comunicación”, enfatizó. El alcalde socialista, Belarmino Fernández, “Mino”, le quitó, por contra, hierro al asunto desde el otro lado del teléfono. “Son los primeros casos que hay en toda la pandemia, es normal que los vecinos estén alarmados. Nosotros pedimos el autocovid y estamos a la espera de que Salud lo evalúe. Hay que darse cuenta de que el primer caso se detectó a principios de esta semana...”, señaló “Mino”, que, según él, venía al mediodía del HUCA de hacerse la prueba PCR. En el concejo, sin embargo, está extendido el rumor de que “el alcalde es positivo en coronavirus”.

El autocovid es una de las principales luchas de Somiedo. Según el testimonio de los vecinos, los sanitarios del concejo llevan desde el mismo lunes, cuando se tuvo conocimiento del primer infectado, pidiendo a Salud un puesto para hacer pruebas masivas. Con ello, defendieron, el problema se hubiese atajado “en una semana”, ya que los test se harían a toda la población que tuvo contacto con los positivos, pudiendo detectar así a los asintomáticos. “Los sanitarios llaman todos los días y el Principado sigue sin dar una respuesta. Creemos que es todo por la Vuelta”, dijo desesperada una somedana. “En concejos con menos casos aplicaron el autocovid rápidamente. Pongo el ejemplo de Ponga, con tres positivos”, apuntó indignada otra vecina.

Y de las críticas a los mensajes de auxilio. “Que hagan algo, porque somos muy pocos vecinos, la mayoría mayores, y si no vamos a caer como moscas”, lamentaron. Uno de los once casos confirmados es una vecina de 79 años. “Tenemos bastante miedo, hay gente ingresada y precisamente los que están hospitalizados son personas de mediana edad”, señaló Lorena Méndez, uno de los pocos que se atreve a salir identificada en el periódico. Precisamente Méndez tuvo que cumplir una cuarentena de diez días, junto a sus dos hijos, tras el contacto de uno de ellos con un infectado de Villablino. “Las pruebas han dado negativo y ya podrían ir al colegio, pero prefiero esperar a llevarles el martes”, agregó. Por si las moscas. Porque ya nadie se fía del covid. Y más sabiendo que los primeros contagiados, los de la sidrería, dieron negativo en la primera prueba y a las pocas horas tuvieron que ser hospitalizados de urgencia. ¿El origen? Es todavía una incógnita. Hay quien dice que el bicho vino de Gijón, otros de Villablino, otros de Grado...

Pero eso es lo de menos ahora. Lo que urgen son medidas para salvar a una población mayormente envejecida, que ha optado por autoconfinarse en plena Vuelta Ciclista. “El cierre llegará el domingo o el lunes seguro”, lamentan. Ya tarde.

“Mostraremos un concejo espectacular, que nos servirá de promoción”, resalta el Alcalde

El alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández, hizo ayer un llamamiento para que “todo el mundo cumpla hoy la normativa” ante el paso de la Vuelta Ciclista España por el concejo. La etapa desde Villaviciosa hasta el Alto de La Farrapona será sin público. Eso no quita, no obstante, que “no vaya a ser un trayecto espectacular”. “El otoño está a tope y, como hay muchos puertos encadenados antes del final, podemos decir que vamos a enseñar una Asturias espectacular y que servirá de promoción de cara al año que viene, para que todo el mundo vea lo que es el Principado y vengan a disfrutar del ciclismo en nuestra región”, manifestó. De hecho y pese a la pandemia, la campaña veraniega en el municipio fue de récord. “Las otras dos ocasiones que pasó por aquí la Vuelta sirvió para promocionar el Parque Nacional de Somiedo. Nosotros valoramos dos cosas; el impacto directo de cuando se celebra, que este año, como es normal va a ser mínimo, y, por otro lado, la promoción que se hace de la zona en un espectáculo televisivo como lo fue el Tour”, concluyó Fernández.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats